DeFinitivamente DeFi, una alternativa para ganar en el criptomundo

bitcoin-blockchain-crypto-cryptocurrency
bitcoin-blockchain-crypto-cryptocurrency

Hasta hace un par de años, cuando hablábamos de generar ganancias a través de criptomonedas, generalmente hablábamos de minería o trading.

Minería

La Minería requiere de una inversión en equipo especializado (ya sea compra de ASICs o GPUs). Y para que resulte redituable esta inversión, muchas veces es necesario radicar en un país o provincia donde el costo de la energía eléctrica sea económico o de plano, optar por el lado ilegal y robarse la luz (lo cual no recomiendo ni aliento, cabe aclarar).

Trading

El trading por otro lado, requiere de una inversión principalmente de tiempo. Ya que para no perder realizando esta actividad; es necesario contar con conocimientos en mercados, plataformas de intercambio, herramientas de análisis técnico y una investigación constante de los medios de comunicación, para estar al día en las noticias que podrían afectar los precios de los diferentes criptoactivos.

Considerando los costos-beneficios de ambas, muchas personas no estaban dispuestas o en las posibilidades de dedicarse a ninguna de las actividades mencionadas. Por lo que la máxima aspiración de muchos, incluyéndome a mí, era hacer holding o staking y esperar a que el precio de la criptomoneda en nuestra wallet, subiera para poder vender y tomar alguna ganancia.

Sin embargo, el vender también implica perder para siempre nuestras criptomonedas y si esa no es la meta a largo plazo entonces no quedaban muchas alternativas, hasta que apareció DeFi.

DeFi, Finanzas Descentralizadas

DeFi es el acrónimo de Finanzas Descentralizadas y ¿esto qué quiere decir?

- Anuncio -

Que muchos de los productos que sólo encontrábamos en las Finanzas Centralizadas como créditos, préstamos, seguros, retornos de inversión, etc, ahora es posible obtenerlos en el medio cripto.

Lo cual resulta increíblemente conveniente para que las personas que no tiene el tiempo o los recursos para participar en la minería o el trading; puedan generar ganancias. Y también obtener beneficios financieros sin la necesidad de tener que acudir a un banco.

Esto es positivo y práctico ya que si por ejemplo, necesitamos flujo de capital, es más rápido y fácil solicitar un crédito dejando nuestras criptomonedas como colateral y recuperarlas posteriormente, a perderlas por completo realizando la venta de las mismas en un Exchange.

Yield Farming

Otra actividad interesante en DeFi es el Yield Farming. El cual consiste en ingresar nuestras criptomonedas en un pool de liquidez del cual otros toman préstamos. Y así recibimos un pago de intereses por los mismos al mismo tiempo. En algunas plataformas también se te otorgan tokens de gobernanza, los cuales te hacen partícipe de la toma de decisiones dentro de la plataforma donde “farmeas”.

Riesgos sobre DeFi

Hasta este punto he comentado sólo aspectos buenos sobre DeFi, más no hay que perder de vista que existen riesgos como en todo el mundo financiero y los riesgos aumentan cuando se tratan de plataformas y productos en fase experimental.

Así como sucedió con el boom de las ICOs de 2017, el mercado DeFi comienza a inundarse con propuestas y tokens nuevos cada semana. Lo cual representa un peligro o un acierto, cuando se opta por entrar en cualquier opción nueva que encontramos, debemos tomar en cuenta que cuando se trata de inversiones.

Sino se conoce bien en lo que se está invirtiendo en realidad se está apostando. Y como en toda apuesta, podemos resultar obteniendo ganancias inimaginables o podemos perderlo todo.

Es por esto que debemos investigar muy bien los mecanismos de las plataformas que nos llaman la atención, los proyectos en los que están basados los tokens. Y si tenemos conocimientos de programación, verificar detalladamente que no existan bugs dentro de los contratos inteligentes; ya que un pequeño error en una línea de código puede culminar en pérdidas millonarias para los participantes o enriquecimientos ilícitos.

DeFi como alternativa

Lo cierto es que DeFi representa una alternativa para poner a “trabajar” nuestras criptomonedas, siempre y cuando se tomen las precauciones e investigaciones necesarias. Sobre todo puede ser considerada una oportunidad para los no bancarizados, pues ahora pueden obtener créditos e inversiones a las cuales no tenían acceso muchas veces por no ser candidatos ideales para ser clientes de las instituciones bancarias convencionales, como es el caso de los migrantes ilegales.

Aún existen muchas dudas respecto a las Finanzas Descentralizadas. Los altos índices de crecimiento y el desconocimiento de muchos puede resultar una bomba peligrosa que preocupa a propios y ajenos del mundo Blockchain. Sin embargo, si nos resulta atractivo y ya tenemos ciertos conocimientos y experiencia en las criptomonedas ¿por qué no darle una oportunidad? Por lo menos desde mi perspectiva, DeFi definitivamente llegó para quedarse.

Artículo anteriorTendencias en los Nuevos Modelos de Negocio. Parte 2
Artículo siguienteColeccionables Gamer, Segunda Parte
Empresaria y Socia Fundadora de Bitcoin Embassy Bar en la CDMX. Tallerista y conferencista en diferentes eventos sobre Bitcoin y Blockchain Entusiasta de las criptomonedas y analista de fenómenos sociales y económicos