AgTech: Diseñan un dispositivo capaz de certificar la calidad de las cosechas

AgTech: Diseñan un dispositivo capaz de certificar la calidad de las cosechas

Las AgTech, enfrenta un importante paso en sus carreras, una innovación que apuesta una disrupción dentro de los modelos de negocios. Un paso hacia adelante, gracias a la tecnología de la mano de los talentos.

ZoomAgri es el nombre que apuesta por la disrupción en los modelos de negocios de las AgTechs. Se trata de un dispositivo capaz de testear commodities basados en Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas.

El problema en las AgTches

La medición en la calidad de granos y cereales en las exportaciones del país, es una tarea fundamental para mejorar el precio. Adema de evitar desperdicios en la etapa de almacenamiento y transporte.

ZoomAgri y la solución para las AgTechs

ZoomAgri y la solución de las AgTechs

Fue en estas tareas donde dos ex traders de commmodities, Fernando Martínez de Hoz (argentino) y Jaap Rommelaar (holandés), encontraron una oportunidad en la automatización de este proceso. Un proceso que tradicionalmente se ha realizado de manera manual. Una tarea que consiste en una inspección visual del estado. Una inspección engorra y sobre todo inexacta.

“La idea era digitalziar la inspección de commodities en puertos, a través de procedimientos de imágenes, Inteligencia Artificial e Internet de las Cosas”, dice Fernando.

El surgimiento de la solución

Al principio, lanzaron ZoomBarley en 2017. Que consistía en un sistema para analizar cebada. Un pequeño cultivo donde la calidad es de suma importancia. Esto, mediante un acuerdo con Quilmes. Fue tras el éxito de esta prueba que comenzaron a desarrollar sistemas de testeo para trigo, maíz y soja.

- Anuncio -

El modelo de negocio para las AgTechs

El dispositivo desarrollado para realizar los testeos, resulta muy similar en aspecto y tamaño al de una fotocopiadora. Se trata de un equipo robusto, que permite realizar un escaneo de alta velocidad a las muestras de cereales u oleaginosas. Mismas que se encuentran en condiciones de movimiento y una gran cantidad de polvo. Donde son analizadas para determinar la calidad de las muestras.

“Adquirir el dispositivo resulta costoso para usarlo una o dos veces al año, cuando la cosecha llega al puerto. Por eso decidimos dejar el equipo en comodato y, cobramos por análisis o testeo individual, o un free mensual por paquete de testeos”, comenta Fernando.

Al día de hoy, tiene presencia en 18 países con oficinas en Australia, España y Argentina. Con 55 empleados. En los que se centran ingenieros agrónomos, especialistas de datos desarrolladores de software y perfiles comerciales.

- Anuncio -
Artículo anteriorEl sistema de pago Paddle, en medio de la contienda entre Epic y Apple
Artículo siguienteEl startup que integra el comercio internacional en una maleta de cabina
Especialista en Marketing Digital con enfoque en resultados. Apasionado de los emprendimientos de alto impacto que involucran tecnología e innovación.