Cosas en común de Google, Facebook, Amazon y Apple

google-amazon-apple-facebook

Los cuatro gigantes tecnológicos Google, Facebook, Amazon y Apple han hecho millones de dólares en los últimos años y no dejan de crecer. Además rompieron los límites geográficos e influyen en millones de personas alrededor del mundo. Aunque los cuatro son conceptos diferentes, hay 7 cosas en común que los hacen semejantes:

1. Globalidad

Algo que los caracteriza es su capacidad de saltar de región en región sin límites geográficos que se interpongan. Pese a que en algunos en algunos países resultaron afectados por interponerse con sus leyes que no les permitieron esparcirse libremente (el caso de Google expulsado de China o Facebook amonestado en la Unión Europea), han logrado figurar en gran parte del globo.

Facebook, Google y Apple, generan más capital fuera de Estados Unidos (entre 50% y 60%), mientras el principal mercado de Amazon es dentro, con 70% y el resto fuera del país. Aún así, todos demuestran una globalidad sin límites [Scott Galloway, THE FOUR, 2017].

2. Autoaprendizaje

Los cuatro gigantes tecnológicos utilizan inteligencia artificial para hacer los algoritmos cada vez más efectivos. Mientras más usan Facebook las personas, más inteligente se vuelve el programa para detectar gustos y preferencias del propietario de la cuenta. Así podrán mostrarte contenido recomendado con el fin de le dediques más tiempo, pero cómodo con lo que ves en la plataforma.  

Sucede lo mismo con Google y Amazon, te muestran de una manera más atinada la información o productos de interés y mientras más se usan, más inteligentes se vuelve. Amazon tiene diversos sistemas de aprendizaje, pero el más sofisticado se llama Alexa. El software de inteligencia artificial de Amazon Echo te entiende con tan solo hablarle, incluso, te permite hacer compras sin navegar. Algo similar sucede cuando le dices “Ok Google” a tu smartphone, por supuesto debe haber más, pero estos son solo algunos ejemplos.

Apple también participa con sus aplicaciones como iTunes y tarjetas de crédito ingresadas que le arroja datos demográficos e intereses; que luego conecta con inteligencia artificial para saber qué medios son los que más te gustan. Si de repente eres un buen prospecto para comprar el nuevo dispositivo que apenas va a salir ya sabes porqué te llueve su publicidad.

- Anuncio -

3. La primera impresión es lo que cuenta

No tiene que ver con la forma, colores, ni sus logos. Se trata más bien de la primera impresión y qué tan aceptable es para ti el producto o servicio. La imagen importa mucho cuándo se trata de dar una buena impresión del producto. Los anunciantes siempre buscan los mejores actores para hacer sus anuncios y personalidades más adecuadas para juntas directivas. La diferencia entre presentarse a una junta de manera sonriente, abierto a colaborar, da más ventaja que llegar muy cerrado, tarde y de mal genio.

En el primer caso, estos gigantes tecnológicos son especialistas, lo que les ha permitido que sus pequeños errores o malas intenciones pasen desapercibidas por las autoridades. 

Google Facebook Amazon y Apple son atractivos y gracias a su buena imagen,  han podido ganar batallas en las que sus servicios se han comprometido con las leyes; términos o políticas de impuestos de varios países.

4. Controlan la experiencia

Como ya te has dado cuenta, ninguno fabrica sus propios productos. Amazon pone a disposición los productos de los minoristas. La música de los artistas en Amazon Music. Las películas, series y novelas en Amazon Prime. Google pone en sus buscadores toda la información que cualquier revisa, blog o comercio tiene en sus páginas web, además los creadores de contenido tienen a Youtube. Lo mismo Facebook (e Instagram) con las imágenes, memes, videos. 

Son los responsables de que la experiencia del usuario sea la más placentera. No son dueños directos de los contenidos o productos, pero se encargan de mantener la infraestructura y el medio en el que se distribuye. Controlan la manera de mostrarte información recomendada para tu perfil, opciones de membresías, colaboraciones, entregarte el producto en tiempo récord, etc.

Aunque Apple, sí fabrica sus productos relativamente (porque gran parte de sus fábricas están en China), también se encarga de la experiencia del cliente. Sus tiendas iluminadas llenas de detalles te hacen sentir especial, desde que entras, hasta que sales. Además disfrutas usar y presumir que tienes un iPhone.

5. Siempre buscan mejorar su producto

Las nuevas tecnologías permiten realizar valoraciones de los productos o servicios ya sea en forma de comentarios en publicaciones de Facebook o en los detalles del producto en Amazon, en Google play store o App Store o iTunes en Apple. Esto se puede realizar hoy en día en una fracción de tiempo y evita que dudes o recurras a tu confianza en la marca, basta con ver que tiene 4 o 5 estrellas, comentarios positivos, la leyenda “Más vendido”, muchos “me gusta”, etc. Algo que antes tomaba mucho tiempo lograr para las corporaciones, ahora la gente lo hace con su propio consumo. Además con Google puedes descargar aplicaciones y borrar anteriores sin necesidad de cambiar el artefacto.

Amazon invierte millones de dólares en mejorar cada vez más la experiencia del consumidor. Antes pedías un producto y el envío llegaba en una semana, ahora solo toma un par de días o menos. Además, elimina la fricción de compra gracias a que tiene tu tarjeta de crédito guardada, solo basta con un clic o deslizar para que te evites contratiempos y compres sin fricciones.

Todos ellos tienen un mejor producto. Google tiene un buscador mejor. El iPhone es un smartphone mejor. La claridad de las páginas en Facebook y el flujo constante de usuarios conectados llenando de contenido la red, lo hace mejor. Amazon te entrega una gran experiencia de compra antes y después además de la satisfacción de tener el producto, en un tiempo récord.

6. Visión 

El presidente de J. Crew, Mickey Drexler alguna vez dijo “Es imposible competir con una empresa que no quiere ganar dinero”. No es que por ejemplo Amazon no esté interesado en el dinero, sino que no es su principal objetivo. Más bien, se centra en innovar y entregar más (una de las principales reglas que recomiendan los grandes empresarios  y mentores como Robert Kiyosaki o Tony Robbins). Jeff Bezos va más allá del rendimiento o utilidad que la empresa produce y se enfoca en que los usuarios que consumen sus diversos productos se sientan más contentos y fieles al consumirlos. En pocas palabras, dar más por menos.

Tener una visión fuerte ayuda a que estas empresas hagan apuestas mayores a nichos o soluciones que parecen muy descabelladas pero que quizá terminen cambiando las reglas del mercado y se vuelva algo inusual pero tremendamente utilizado por los consumidores. No debería sorprendernos que en la actualidad (2020), Amazon ya obtuvo licencia para repartir con drones en Estados Unidos y que en un futuro veamos sus bodegas flotantes que propuso en el 2017.

La visión de Google es organizar toda la información de la tierra mientras Facebook busca conectar con personas en todo el mundo, similarmente Amazon pero con venta minorista y servicios en los cuales se enfoca mucho en la experiencia del cliente, reducción de tiempos o fricciones de compra, muy parecido Apple, quien ofrece productos que te hacen sentir único y especial (fuera y dentro de la tienda), con diseños prácticos y elegantes.

7. Escalabilidad

Gracias a que poseen un capital infinito Google, Facebook, Amazon y Apple, tienen una característica con la que pueden darse un lujito y es su capacidad para atraer a los mejores talentos de todo el mundo. Sus grandes sumas de facturación les permite que las mentes más brillantes hagan filas en la espera de un empleo en estas corporaciones y ellos se dan el lujo de conseguir a los mejores. Además, comprar la infraestructura necesaria para globalizarse cada vez más. No es raro que una de las ideologías de Jeff Bezos de escalabilidad sea: “¿Qué podemos ofrecer que sea extremadamente caro que la competencia no se pueda permitir?”

Mientras muchas empresas se centran en abaratar costos y generar márgenes de utilidad cada vez más grandes, los cuatro jinetes siguen centrándose en la experiencia del cliente. Google es famoso por su proceso de selección de empleados con entrevistas o encuestas que incluyen las preguntas más raras que en realidad no tienen respuesta y que casi cualquier empresa jamás haría.


Estas prácticas de los gigantes tecnológicos los han llevado a ser el encanto del consumidor y a crecer en magnitudes tremendas hasta facturar sumas históricas de dinero que hace unos años parecían inalcanzables, aunque recuerda que sus principales objetivos no ha sido acaparar grandes fortunas sino un gran mercado, fiel y creciente. 

Hoy en día, la tecnología digital, la era de la información, los avances en el procesamiento de datos e inteligencia artificial, han hecho que sea posible en menos tiempo. Lo mejor es que usted mismo, sin importar el giro de su emprendimiento, podría aplicar estos principios para crecer de una manera exponencial como lo hacen ellos, encantar a sus clientes y tener unas cuantas cifras más de facturación.

- Anuncio -
Artículo anteriorTrueWireless: música sin cables
Artículo siguiente¿Cuánto ganan las mujeres y por qué es importante?
Emprendedor, apasionado por la tecnología, el conocimiento, la lectura, la docencia, el turismo y los negocios. Fundador de Mediatic20 Group y Tecnosound Querétaro.