Los mejores líderes y su energía positiva

¿Sabes cuál es el secreto de un liderazgo exitoso? Tal vez creas que entre los factores determinantes de un buen líder se encuentre su carisma, influencia, poder, personalidad o atractivo. Sin embargo, según Emma Seppälä y Kim Cameron, lo que realmente determina si un líder es adecuado o no es su energía positiva relacional.

La energía positiva relacional es aquella energía transmitida entre personas que las eleva, entusiasma y renueva.

Tras décadas estudiando los efectos del liderazgo positivo en distintas relaciones (comunidades, organizaciones, familias), las investigadoras encontraron que normalmente una persona impulsa la energía positiva entre el equipo. A dichas personas las denominan “energizantes positivos”.

Los energizantes positivos animan a los demás por medio de un liderazgo auténtico basado en valores y acciones que demuestran y cultivan el perdón, compasión, amabilidad, honestidad, etc. De este modo, terminan elevándose a sí mismos y a los miembros de sus equipos.

Efectos del liderazgo positivo. Langley Group.

De acuerdo con Seppälä y Cameron, las empresas con trabajadores energizantes tienen distintos beneficios. Por ejemplo, su rendimiento es superior a otras empresas e impactan de manera positiva en el desempeño de otros trabajadores, fomentando su crecimiento.

Ahora, sí el líder de una organización es un energizante positivo, la empresa entera tiene mayor: innovación, trabajo en equipo, desempeño financiero y cohesión laboral. De igual forma, los trabajadores manifiestan mejor: satisfacción laboral, bienestar personal, compromiso y desempeño.

Sin duda alguna, el liderazgo positivo, la energía positiva relacional y los energizantes positivos, son todos elementos cuyo desarrollo debe fomentarse en todas las organizaciones que deseen crecer continuamente.

- Anuncio -