No me canso de decirlo: en el mundo digital la analítica puedes ser tu mejor amiga o tu peor enemiga. Todo depende de cómo la manejes y sobretodo, la entiendas.

Entre las muchas métricas que existen, una de las que he notado que causa más problemas de entender es el mítico Bounce Rate, o Porcentaje de Rebote, por si tienes tu configuración en español.

De cada diez marketers con los que hablo de este tema, nueve me dan la respuesta incorrecta. Honestamente esto es gravísimo, no digo que mi estudio sea representativo, pero suponiendo que lo fuera, el 90% de los marketers entienden mal esta métrica. ¡EL 90%!

Pero no te alteres, la razón de que esta métrica genere tantas dudas no es debido a que sea complicada de entender, sólo que su nombre puede generar esa situación. Si te digo “porcentaje de rebote” lo primero que te llega a la mente es una pelota o un resorte. Esto hace que la mayoría de las personas piensen que esto representa el porcentaje de personas que entran e inmediatamente salen de su sitio porque “no es lo suficientemente atractivo”, ¿te pasa a ti?

Bueno, vamos desmintiendo este mito.

Lo primero que debes entender es que el Bounce Rate no es una métrica de tiempo, sino de interacción

Una persona que pase 20 minutos en tu página web puede generar un rebote. En esencia, el Bounce Rate es el porcentaje de personas que ingresaron a tu web, no interactuaron con ella y salieron. Así de sencillo, una persona pudo quedarse pegado a tu página 20 minutos, pero no generó una interacción (una interacción es un clic válido).

- Anuncio -

Cuando lo ves así, te das cuenta de que tener un alto Bounce Rate no necesariamente es malo.  Existen ciertos tipos de contenidos que, por naturaleza, tienden a tener un Bounce Rate mucho más alto. Un claro ejemplo de esto es un blog.

Un blog tiende a tener una métrica más alta que la de una Landing Page. Esto no es debido a que la entrada sea mala, sino a que es el comportamiento natural de este tipo de contenidos.

Pero ahora, ¿qué pasa si tengo una página con objetivo de conversión y mi Bounce Rate está por los cielos?

En este supuesto, ahora sí tenemos un problema. Pero tranquilo, porque aquí te tengo estos consejos para disminuirlo y no morir en el intento.

Bounce Rate - Kinsta
Bounce Rate – Kinsta

Disminuye tu Tiempo de Carga

Una de las principales razones por la que una persona pierde el interés de un sitio web, es si el mismo tiene un tiempo de carga grande.

Así que lo primero en lo que te debes enfocar es en tener un tiempo de carga óptimo.

Hoy en día tenemos tantas herramientas que nos permiten analizar esto, la que más te recomiendo es Google TestMySite.

Prepara y pasa la regla de los “Cinco Segundos”

Está es una de las mejores técnicas para probar la efectividad de tu sitio web. Si tuviéramos que resumir el objetivo en una sola palabra sería, claridad. Ya que se trata de saber qué tan claro queda el mensaje que quieres comunicar.

La metodología es muy sencilla, sólo debes darle tu sitio web a una persona que no lo conozca, no debes decirle nada en específico, sólo que lo vea. Esa persona podrá analizar durante cinco segundos, luego de eso quítale el dispositivo y después deberá contestarte tres preguntas:

  1. ¿De qué se trata el sitio?
  2. ¿Cuál es la propuesta de valor de la empresa?
  3. ¿Qué se espera que haga el usuario o cómo debe adquirir el producto o servicio?

Realiza testeos A/B de forma constante

Esta es de cajón, constantemente debes estar generando nuevas hipótesis y validándolas con testeos A/B. De corazón te digo que esta es la manera más eficiente para optimizar el porcentaje de rebote.

Coloca CTAs claros, estratégicos y llamativos

¿Te acuerdas cuando dijimos que el Bounce Rate se determina con base en la interacción?

Bueno, el tener un “botón de acción” facilitará que el usuario interactúe con tu sitio web y por ende, disminuyas está métrica. Fácil, ¿no?

Optimiza tu web para dispositivos móviles

No es para nadie un secreto que hoy en día más del 70% del tráfico web es mediante dispositivos móviles. Teniendo esto en mente, es lógico pensar que nuestro sitio debe estar optimizado para este tipo de dispositivos.

De no hacerlo, pues prepárate para que tu Bounce Rate se vaya a las nubes.

Segmenta tus campañas

Nada enfría más a un prospecto que el haber aterrizado en una página web que no es valiosa para él. Una solución realmente sencilla para ello es segmentar correctamente tus campañas.

Si llegas a las personas correctas todo el mundo se vuelve de color rosa; conviertes más, ganas más, se rentabilizan tus esfuerzos de marketing, ah sí, también tu Bounce Rate disminuye.

Asegúrate que la promesa de tu anuncio se cumpla en tu Landing Page

No sabes la cantidad de veces en las cuales me topo con anuncios que prometen una cosa, pero al momento de dar clic y acceder, me es imposible encontrar dicha oferta.

Si le di clic a tu anuncio es porque me interesó lo que vi, por favor, no me hagas esperar mucho para cumplir tu promesa. De otra forma verás como tus KPIs comienzan a bajar.

El más obvio y el más importante, genera contenido relevante

Odio tener que ponerte algo que encontrarás fácilmente en otro sitio, pero esto es súper importante. Si tu contenido no es atractivo para el usuario, de nada servirán tus testeos o CTAs, segmentaciones o cualquier otra cosa que hagas, el usuario NO interactuará con tu sitio web, y ambos sabemos eso qué significa.

Otorga Victorias Rápidas

Necesitamos darle una victoria inmediata al usuario para mantenerlo interesado, los famosos lead magnets. Esto es sobre todo cierto en usuarios que se encuentren en la parte superior de tu funnel.

Si un tráfico calificado quieres tener, contenido único a cambio de sus datos debes ofrecer.

Establece un objetivo a cada página

Cada página de tu sitio web debe de tener un objetivo claro. Por favor no vayas a ser de esas personas que esperan que en una sola página se posicionen y demuestren que son mejor que su competencia, que enganchan al usuario, consiguen sus datos, ah y obviamente, haces que te compren.

Seamos sinceros, esto no sucede así. Vamos priorizando un objetivo por página y con eso podremos avanzar.

Es todo, con estos consejos estás más que listo para volverte un rockstar en temas de optimización web. Cuéntame cómo te va una vez que los realices, me muero por leerte.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí