Inicio Business Emprendimiento Mitos y realidades del financiamiento

Mitos y realidades del financiamiento

Hay muchas medias verdades sobre el dinero, cada quien habla de acuerdo a cómo le va y en este artículo hablaremos de los mitos y realidades más comunes sobre el financiamiento. Es un hecho que después de un año complicado, la gente tiende a acumular dinero, tiene miedo a los préstamos y evita gastos que considera innecesarios. 

Sin embargo, el financiamiento o el uso de dinero ajeno, es mejor de lo que se supone, siempre y cuando haya claridad en los objetivos, así como realismo en la información que se usa para la toma de decisiones.

Por eso, aquí van algunos de los mitos más comunes y algunas de las realidades del dinero.

Mitos

“Endeudarse puede ser un error”

1. Endeudarse en estas fechas es un error. Depende en qué uses el dinero, si lo haces para adquirir los regalos de navidad como suéteres, juguetes, maquillaje, entre otros, sí es un error, porque desobedeces una de las principales reglas de finanzas personales: que el dinero prestado sirva para generar más dinero.

2. Los créditos son caros. Es más caro no tener dinero y necesitarlo. Imagina una emergencia y no tengas un fondo de ahorro del cual echar mano. Requerirás un crédito que, por la urgencia, seguramente te costaría mucho más que tramitado normalmente.

3. Las tarjetas de crédito sólo sirven para que la gente se anime a comprar cosas innecesarias a meses sin intereses. Este es uno de los principales mitos que existen, pero las tarjetas son un gran instrumento de financiamiento si las sabes usar. Porque, en resumidas cuentas, si te apegas a las fechas de corte y pago, tienes hasta 50 días de financiamiento gratuito con tu tarjeta e incluso te permite adquirir cosas que de otra forma tendrías que esperar para reunir el dinero.

“Tarjetas de créditos sólo son para endeudarse”

4. Nunca se sabe cuánto acabarás pagando por un préstamo. Para esto tienes un contrato, y dependiendo el país en que vivas, hay instituciones que sirven de mediadoras si el banco no es claro con sus reglas.

- Anuncio -

5. Si soy joven nadie me da créditos. Afortunadamente, además de los bancos tradicionales, hay FINTECHS especializadas. Puedes tramitar una tarjeta de crédito sin tener historial de crédito a través de la App de una institución sin sucursales físicas. Además, dependiendo de tu proyecto, hay opciones como fondeadoras, inversionistas ángel, gobierno, entre otros.

6. Si me atraso en los pagos, no pasa nada. Ocurre más de lo que imaginas, además de los intereses que se generen, la institución determinará que eres poco confiable para nuevos créditos, además, te afectará para obtener financiamientos en otros lados.

Atrasarse en pagos puede costar muy caro.

7. Los seguros asociados con los créditos no sirven. Imagina que trabajas, tienes un ingreso fijo cada mes y por eso te ofrecen financiamiento, pero surge un recorte de personal y prescinden de tus servicios. Un seguro contra desempleo te servirá para cubrir algunas mensualidades de tu crédito. No confundir con los beneficios que dan los gobiernos en algunos países cuando alguien se queda sin trabajo.

Realidades

Clara visión de para qué se necesita el dinero

1. Debo tener claro para qué necesito el dinero. Así es, eso permitirá que te enfoques. Si no sabes para qué, lo más probable es que realmente no lo necesitas.

2. Debo iniciar mi historial crediticio lo antes posible. Sí, normalmente la tarjeta de crédito es de los primeros acercamientos a las instituciones financieras, además de que te puede salvar en emergencias, un buen manejo de esta te permitirá acceder a préstamos más grandes.

3. Te prestan de acuerdo a lo que ganas. Lo único que se considera es lo que ingresa a cuentas, debido a que el efectivo no puede demostrarse. Por salud financiera tuya y para garantizar el pago, las instituciones financieras te prestan de tal forma que máximo el 40% de tus ingresos vayan a cubrir la deuda.

El crédito depende de tus ingresos.
- Anuncio -

4. Puedo adelantar pagos sin multas. Así es, si en vez de años tardaste meses para reunir el monto de la deuda, puedes liquidar.

5. Puedo tener varios préstamos al mismo tiempo. Sí, siempre y cuando no rebasen cierto porcentaje de tus ingresos, ya que, de otro modo se te considerará en riesgo de impago.

6. Cada préstamo es distinto. Y tendrá condiciones específicas de pago, de tasas, de duración e incluso si hay posibilidades o no de renovarlo. Lee con atención sus características.

Un buen historial crediticio puede ayudarte a tus proyectos.

7. Tener un buen historial de crédito puede ayudarme a tener empleo. Sí, algunas empresas solicitan que tengas al corriente tus pagos antes de contratarte, ya que consideran que eso es una demostración de responsabilidad.


Esta es una breve lista de los principales mitos y realidades del financiamiento, estoy segura que conoces más, así que cuéntanos, ¿Qué más te gustaría saber?

Recuerda: “Si fuera fácil, cualquiera lo haría bien”.

- Anuncio -
MarianaMaper
Empoderadora de freelancers y emprendedores sistematizando sus proyectos administrativa y financieramente. Conferencista, tallerista, escritora y feliz.
- Anuncio -
1,294,497FansLike
24,600FollowersFollow
11,260FollowersFollow
22,900SubscribersSubscribe

Ultimas Entradas