¿Qué significa ser el CEO que tu empresa necesita?

CEO

Si queremos decir que somos buenos CEOs, debemos estar seguros que sabemos comprobarlo, es decir, expresarlo y cuantificarlo en números claros. Por eso, cuando escucho a otros empresarios decir que tienen el liderazgo correcto para sus empresas me gusta preguntarles: “¿Cómo lo mides?”.

Una manera efectiva para medir el desempeño del CEO es a través de la valuación de su negocio, como ejemplo veamos a los 2 últimos CEOs de Microsoft: Steve Ballmer y Satya Nadella.

Microsoft

Steve Balmer dirigió la empresa durante catorce años. En este periodo de tiempo, Microsoft tuvo un fuerte declive y perdió su posicionamiento entre los gigantes de la tecnología al desaprovechar las tendencias emergentes como las redes sociales y los sistemas para smartphones. Durante la gestión de Ballmer, Microsoft pasó de tener un valor en la bolsa de 600,000 millones de dólares a caer por debajo de los 300,000 millones, por lo que fue superado por Google y Apple.

A partir de la gestión de Satya Nadella, las acciones de Microsoft han subido 4.9 veces su valor y está cerca de convertirse en la segunda empresa -después de Apple- en alcanzar una valuación de 2 billones de dólares. ¡Eso es ser un buen líder!

Un caso de éxito

Satya Nadella

- Anuncio -

En 2019 Satya fue nombrado “Empresario del Año” por la revista Fortune, siendo reconocido por su liderazgo, su visión de transformación, mentalidad de crecimiento y el gran enfoque que puso en la cultura de la empresa. El éxito de Nadella no se trata de una casualidad, sino que es el resultado de un sistema deliberado que lo convirtió exactamente en el líder que Microsoft necesitaba.

Si deseamos replicar este caso de éxito debemos asegurarnos de tener los sistemas correctos que nos permitan lograrlo. La mayoría de empresarios a los que asesoro cuentan con sistemas sólidos para cada una de las áreas de sus negocios: reclutamiento, flujo de efectivo, ventas, marketing, finanzas, etc. Sin embargo, cuando les pregunto por su sistema de dirección ejecutiva, nadie cuenta con uno.

Construye un sistema sólido de dirección

Entendamos al sistema de dirección ejecutiva como una caja de herramientas para CEOs. Se trata del conjunto de estrategias que funcionan como instrumentos prácticos para todas y cada una de las situaciones que requieren de tu intervención como líder.

Mientras más completa esté tu caja de herramientas, podrás tener más claridad sobre tu negocio, tomarás mejores decisiones, reducirás los niveles de drama, de estrés y podrás ganar mucho más libertad para disfrutar tu rol de liderazgo, así como tu vida personal.

CEO

Un sistema de dirección sólido se compone de tres elementos: enfoque en ti como líder, enfoque en tu equipo, y enfoque en tu empresa. Cada elemento es la consecuencia del anterior, y en medida que los desarrolles tendrás mejores resultados en cada uno.

Enfocarte en ti

Enfocarte en ti mismo te ayuda a nutrir tu liderazgo para crecer a tu equipo, y enfocarte en tu equipo te ayuda a darles las herramientas correctas que necesitan para crecer a la empresa.

Deberás aprender a operar en una mentalidad superior. Albert Einstein decía que ningún problema se soluciona en el mismo nivel de consciencia en el que se generó.

Para elevar tu nivel de consciencia y operar en una mentalidad superior deberás desarrollar tu curiosidad por aprender, incrementar tu conocimiento y tener la disciplina necesaria para ejecutar esos nuevos aprendizajes.

Enfocarte en tu equipo

Deberás asegurarte de tener a las personas correctas en los puestos correctos, haciendo las tareas correctas. El equipo que te trajo hasta donde estás, no es necesariamente el equipo que te llevará a donde quieres llegar. Por ello, dale prioridad a construir un proceso eficiente de contratación y una vez que hayas conformado a tu equipo ideal, dales claridad en sus responsabilidades, sus metas y sus indicadores de éxito.

Enfocarte en tu empresa

Ten muy claro su valor en el mercado. Conocer la valuación de tu empresa es un buen punto de partida para identificar cuál es la etapa en la que se encuentra y así definir el enfoque, prioridades y habilidades que tú y tu equipo deben desarrollar para pasar al siguiente nivel.

Como recomendación…

Ahora que has entendido la importancia de diseñar un sistema de dirección ejecutiva, solo te queda tomar acciones concretas para desarrollar tu liderazgo y convertirte en el CEO que tu empresa necesita. Si quieres conocer estrategias concretas que te ayuden a diseñar tu sistema de dirección ejecutiva, te invito a descargar el módulo gratuito de Scale X, la metodología que he creado para ayudarte a crecer como líder, crecer tu equipo y crecer tu compañía.

- Anuncio -
Artículo anteriorDesarrollan concreto magnetizado para cargar autos eléctricos
Artículo siguienteLa experiencia de un Talento: Iron Land me cambió la vida
Emprendedor en serie, experto en escalamiento y asesor de negocios. Fundador y CEO de Growth Institute, empresa líder en educación online con la misión de ayudar a 1 millón de líderes a escalar el impacto y reducir el drama de sus empresas.