El mundo de Beakman en Jalisco Talent Land

Tras su exitosa participación en Talent Land 2018, el querido Paul ZaloomBeakman” regresó a Jalisco

Durante casi una hora, el actor no paró de entretener, interactuar y enseñar a sus espectadores, quienes, nostálgicos, observaban los divertidos experimentos que Beakman tenía preparados. 

Vestido con su bata verde y su cabello loco, el científico contó con el apoyo de traducción de Juan Carralero, actor que dió voz al personaje en la versión latinoamericana del programa. Zaloom contó también con la compañía de varios voluntarios miembros del público, quienes le ayudaron a exponer distintos conceptos científicos. 

Posterior al evento, Beakman comentó que la idea de llevar al público al escenario e implementar dinámicas divertidas pretende asemejar la experiencia de “ El Mundo de Beakman”. 

“Beakman’s World” fue un programa infantil transmitido entre 1992 y 1998. En él, Beakman se encargaba de enseñar conceptos científicos de las maneras más creativas, peculiares y divertidas posibles. 

Actualmente, Zaloom sigue compartiendo conocimientos por medio de conferencias caracterizadas por su interacción entre él y su público. Esta ocasión no fue diferente.

Paul Zaloom, Beakman.

Entre experimentos y risas

Experimentos que involucraron tenedores, palillos, látigos, papel de baño y sopladores de hojas, pusieron a prueba conceptos como: el centro de gravedad y la presión del aire. 

Uno de los sucesos memorables, fue cuando 4 chicas subieron al escenario para ayudar a Beakman a ejemplificar el Principio de Bernoulli. Soplando a través de bolsas de aire, las chicas expusieron el principio en el que se describe el comportamiento de un fluido moviéndose en una línea de corriente. Después de presentar a las chicas ante la audiencia, el científico aprovechó para festejar que todo el grupo de voluntarias estuviera conformado por mujeres. Incluso, antes de despedirlas, aprovechó para motivar al público diciendo “We need more women in science!” (¡Necesitamos más mujeres en la ciencia!).

Al terminar sus experimentos, Beakman agradeció el cariño del público y cerró con su famosa frase “Bada bing, bada bang, bada bum!”.

- Anuncio -