Friedrich Nietzsche: Caminar y creatividad

Friedrich Nietzsche: Caminar y creatividad

En la temprana etapa de los treinta, Nietzsche fue víctima de grandes náuseas y migrañas que cada vez tomaban más fuerza. A tal grado de dejarlo en cama, dentro de una cámara oscura durante largos días. Incapaz, siquiera de poder leer o escribir.

Por lo que encontró una forma de escapar a sus dolores; hacer largas caminatas en solitario.

Durante el verano de sus 33 años, luego de haber sido exiliado a una sucesión de alojamientos temporales en toda Europa, la caminata en los pinos de Selva Negra le otorgaron creatividad para escribir lo siguiente:

“Estoy caminando mucho, a través del bosque, y teniendo tremendas conversaciones conmigo mismo”.

La creatividad

Fue durante ese verano que compuso The Wanderer and His Shadow. Siendo esta, la tercera y última de su aforística hoja de ruta para lograr convertirse en uno mismo. Donde se encargó de plasmar en el papel de seis cuadernos, pensamientos peripatéticos a lápiz.

Entre las tantas líneas que escribió, se encuentra lo que consideraba como ‘las andanzas de la razón y la imaginación’, mismas que sirven para que las personas se conviertan en almas libres.

De esta forma y mucho antes de que la ciencia moderna descubriera que el papel del hipocampo en como los paisajes nos moldean, Nietzsche, lo había conseguido antes. Convirtiéndose en sus andanzas.

“Durante mis largas caminatas había llorado demasiado, y no lágrimas sentimentales sino lágrimas de felicidad, canto y tambaleo (…)”

Fue así que, a mediados de sus treinta, ya se encontraba realizando diez horas al día de ‘caminata del ermitaño’. Fue durante esos años que logró escribir sus grandes obras que lo convertirían en inmortal. Como, por ejemplo, Zaratustra, El Amanecer, Mas allá del bien y del mal, La Ciencia Alegre, entre algún otro más.

Por lo que podemos decir que el caminar, se convirtió en una pieza muy importante en su filosofía. Manifestando su experimento mental más fértil: el eterno retorno o eterna recurrencia.

La creatividad y las caminatas: fuerte combinación

Siendo así, en su último libro, que Nietzsche legó su consejo probado en la vida en torno a la vida de la mente y la vida del espíritu. Del cual, podemos rescatar el siguiente fragmento:

“Siéntese lo menos posible; no crean ninguna idea que o haya nacido al aire libre y de libre movimiento (…)”.

Para conocer más sobre esta distinguida personalidad, les compartimos este corto video que les ayudará a entender cómo el caminar y la creatividad fueron pilares para Nietzsche

Es así que podemos concluir que Nietzsche, tiene un papel muy importante no solo en la literatura, sino en las expresiones del pensamiento, la creatividad y la inmensa habilidad de plasmar en papel las emociones y escenarios que lo envolvieron en sus últimos años.

Elementos que le fueron de mucha inspiración para crear sus grandes obras que, al da de hoy, podrían considerarse como auténticas joyas. Capturando momentos del pasado que son traídos al presente cada vez que son leídas sus líneas.

- Anuncio -
Artículo anteriorSpaceX absorverá CO2 del aire y lo convertirá en combustible para cohetes
Artículo siguienteEl sensor de anticuerpos que detecta el coronavirus con saliva.
Somos el medio para el talento del mañana.