Inicio Creative Somos como apostadores de cartas: Carlos Bustos

Somos como apostadores de cartas: Carlos Bustos

Carlos Bustos es un escritor excepcional y una persona admirable. A quienes se nos dio el privilegio de conocerlo en persona, sabemos de su generosidad para compartir sus conocimientos literarios, de las charlas larguísimas y apasionadas sobre escritura (y cine y vida en general), de la dedicada atención que te prestaba al escucharte. De risas y chistes. De su trato amable, cálido y amistoso. Quienes tienen el privilegio de conocerlo como escritor, saben de la calidad de sus textos, de sus libros llenos de fantasía y suspenso. Historias escritas con una imaginación que sólo podrían venir de una personalidad como la de Carlos.

Carlos Bustos es un escritor excepcional y una persona admirable, me niego a decir “fue”. Su muerte en Noviembre del 2016 nos sorprendió a todos. Me niego a decir “fue” no porque no acepte la muerte, la vida y los libros me han enseñado a normalizarla, aunque duela. No digo “fue” porque el legado que dejó en la literatura continúa y en cada libro, una pieza de él, del mundo fantástico que construyó.

Por lo que más que escribir sobre su trayectoria, de los premios y reconocimientos nacionales e internacionales que tuvo, preferiría (pienso que él también lo preferiría, pues no le gustaba mencionar sus “medallas condecorativas”) reseñar un libro de él, para invitarlos a que conozcan su narrativa. Además en este link, podrás acceder a su web personal y leer sus cuentos y fragmentos de novelas.

La Espina del Mal

“El truco más grande del diablo es convencernos de que no existe”.

A partir de esta premisa, Carlos Bustos en su libro ganador del Premio Nacional Agustín Monsreal, titulado “La Espina del Mal”, realiza un homenaje a ocho escritores: Carlos Fuentes, Fernando del Paso, Italo Calvino, Gabriel García Márquez, Marcel Schwob, Truman Capote, Julio Cortázar y Jorge Luis Borges, quienes son visitados por el diablo.

Los lectores pueden disfrutar de este libro sin necesidad de haber leído algo de los ocho escritores mencionados. Sin embargo, si se conoce de la escritura de alguno de ellos, la experiencia se vuelve más grata. Pues en este libro, Carlos recoge los estilos de escritura del narrador famoso al que visita el diablo. Perdón lo subjetivo, pero esa idea, es una grandiosidad.

Fuente: Video “Homenaje a Carlos Bustos”.

De esta manera, podemos ver a un Italo Calvino siendo invitado a una cena en Liquen, la Ciudad Infernal. Ciudad que es minuciosamente descrita por Carlos, al puro estilo de Calvino. Pues encontramos una ciudad divida en tres capas; en la primera se encuentran “los ocupantes”, en la que las calles no conducen a ningún lado. La segunda, la de “los usuarios”, semejante a una gran central del metro. Y en la última capa, encontramos un entorno húmedo, membranoso y de olor amargo.

- Anuncio -

Por su parte a Julio Cortázar, Carlos lo hizo pasar aborrecibles pesadillas después de adquirir la cama con la peor reputación proveniente de la Edad Media, cuando el rey Jacobo I, dueño inicial de esa cama, soñaba con un demonio que lloraba y con una legión de demonios albinos, hasta que la salud del rey se deterioró y se deshizo de la cama. Llegando a oídos del mismo Cortázar, a quien sin importarle la historia adquirió la cama. A partir de ahí, el lector verá a un Julio atormentado por diabólicas pesadillas.

En cambio, Carlos Fuentes confronta al diablo de una manera pacífica, al terminar un libro, sentado en un sillón, meditando en lo que acababa de escribir.

El diablo se presenta como una figura simpática, amable y atractiva por su ingenio, ante Fernando del Paso, quien es invitado a visitar el infierno. Pues Belcebú, el demonio número dos en la jerarquía del infierno está enfermo y el mal del que ha sido contagiado sólo se encuentra en el libro de medicina titulado “Palinuro”, que en realidad es un libro escrito por Fernando del Paso. Ante la confusión y la esperanza de que el escritor pudiera ayudar, es presentado ante el diablo.

A Gabriel García Márquez el diablo no le produce miedo. Es más, lo reta preguntando al mismo diablo si cree que él debería temerle. Ríe, porque lo importante para García Márquez es que hace un calor brutal.  

Truman Capote, Errol Flynn y Oscar Wilde se encuentran en el “Infierno para Camaleones”, un lugar que es el infierno, por supuesto, pero uno especial que está comandado por la apariencia de Oscar Wilde, quien se la cedió al diablo a cambio de un trato.

Y así nos vamos encontrando en cada uno de los cuentos que conforman este libro, conversaciones filosóficas acerca de la inmortalidad, el pecado, el vacío y la tentación.

- Anuncio -

Cada historia nos conduce al humor y a la reflexión sobre el bien y el mal. Nos da mucho para pensar en la existencia de una figura como el diablo, quien, ante la posibilidad de un infierno comandado por él, nos invita a cuestionarnos o justificar cada acción en vida. La reflexión acompañada de la risa no es opcional con este libro.

Flores que sólo se abren de noche

Las ganas de que más personas conozcan la escritura de Carlos Bustos, no es algo propio. Homenajear a quien merece homenaje es algo que Fóbica Fest y La Tinta del Silencio, están realizando a través de una convocatoria de participación para una Antología de Minificción. Puedes consultar las bases aquí. La fecha límite de recepción de textos es el 30 de abril de 2021.

Gracias Carlos

Gracias Carlos por ser un escritor excepcional y una persona admirable. Tus libros te transcienden. Te recordaremos por siempre.

“Nada de lo que está pasando es culpa tuya o incluso mía; somos como apostadores de cartas: tenemos que jugar de la mejor manera posible con la mano que el destino nos reparta en ese momento, estudiar la estrategia y sacarle provecho, aún con las posibilidades en nuestra contra”. Del libro “Ladrones del Crespúsculo” de Carlos Bustos.

En el siguiente vídeo encontrarán un homenaje acerca de la vida de Carlos, realizado por sus familiares, amigos y otros escritores.

- Anuncio -
Graciela Sandoval
Literatura. Naturaleza. Meditación. Viajes. Música. Tortugas. Feminista. Prefiero los puntos que las comas. Tengo ganas de hacer una maestría. Lo demás, me parece lo de menos.
- Anuncio -
1,295,476FansLike
24,400FollowersFollow
11,260FollowersFollow
20,100SubscribersSubscribe

Ultimas Entradas