¿Cómo serán los funerales del futuro?

lake-summer-finnish-interment
lake-summer-finnish-interment

Todos los mexicanos conocemos cómo es la tradición del día de muertos y eso se ha pasado de generación en generación. La forma en que se piensa en un funeral está relacionada con lo que hemos vivido por siglos.

Hemos logrado innovaciones en la forma en que vivimos, pero ¿qué pasa con la forma en que descansamos? Las preocupaciones y costumbres cambiantes de la raza humana, así como el avance de la tecnología, significa que es probable que los funerales en el futuro cambien considerablemente de nuestros hábitos actuales.

En Suecia se está notando una fuerte tendencia en los entierros sin ceremonia. En diferentes ciudades, los cuerpos de aproximadamente una de cada diez personas fallecidas se transfieren directamente del hospital a un crematorio, y el personal suele esparcir o enterrar las cenizas en parques conmemorativos anónimos.

Una explicación de su popularidad en Suecia podría ser que es uno de los países más seculares del mundo y, a menudo, se resiste a la tradición. Pero dado que la mayoría de los jóvenes de 12 países europeos informan que no tienen gran fe, ¿podría hacerse popular también en otros lugares? ¿Significa que los rituales en general están desapareciendo en diferentes lugares del mundo?

Desde el comienzo de la historia, diferentes culturas alrededor del mundo han tenido tradiciones funerarias únicas. No fue hasta hace poco que el impacto ambiental se convirtió en un factor en la forma en que honramos la vida de los seres queridos. Hoy en día, cada vez más personas desean servicios para el final de la vida que generen la menor contaminación posible.

Con el costo ambiental cada vez mayor causado por los funerales tradicionales; el creciente movimiento moderno de entierros busca encontrar formas más simples y elegantes de regresar a la tierra.

- Anuncio -

Por ese motivo los entierros tradicionales se están convirtiendo en cosa del pasado. Con base en las tendencias actuales, los funerales del futuro serán más diversos y los procesos serán más naturales.

De hecho, ya se están empleando algunas iniciativas con visión de futuro en algunos funerales en el mundo. Aquí presentamos un compendio de los tipos de servicios que podrían estar presentes en un futuro no muy lejano y en algunos casos, ya lo están haciendo.

La cremación se volverá más común y ecológica

La mayoría de los servicios que se prestan en la actualidad son cremaciones tradicionales a base de llamas, que son mucho más ecológicas que un entierro. Pero los crematorios se están volviendo cada vez más ecológicos a medida que la gente muestra una clara preferencia por servicios más limpios cuando se les da esta opción.

Algunos crematorios a nivel mundial están mejorando el respeto al medio ambiente con servicios más modernos. Se busca una medida de “carbono neutral”. Estos servicios de cremación toman el proceso de cremación tradicional basado en llamas y lo hacen lo más ecológico posible. Se trata de reducir la huella ambiental antes, durante y después de la incineración del cuerpo.

El objetivo es reducir el uso de energía y minimizar las toxinas transportadas por el aire que se pueden liberar durante el proceso de cremación.

Un ejemplo, es no envolver los cuerpos con plástico; se envuelven en una sábana de algodón limpia y se coloca el cuerpo en un recipiente de cartón. El resultado es que no se incineran plásticos de ningún tipo durante el proceso de cremación.

También existe la cremación con agua, conocida como aquamación, una técnica que utiliza una novedosa combinación de agua y temperatura, que, a través de un método fisicoquímico de hidrólisis alcalina, permite acelerar el proceso natural de desintegración en las células de un cuerpo orgánico.

Utiliza líquido (95% de agua, 5% de solución alcalina), calor elevado y agua para romper los enlaces químicos que mantienen unidas las proteínas del cuerpo. Este proceso replica directamente el efecto de la descomposición natural de los entierros de tierra tradicionales.

Al final de este proceso, el cuerpo regresa a sus elementos constituyentes (aminoácidos, péptidos, azúcares y sales) suspendidos en el agua. Similar a la cremación a base de llamas, no hay ADN para vincular a la persona y los únicos restos sólidos son los huesos, que luego se pulverizan y se devuelven a la familia como restos.

Entierros “verdes”

Dependiendo del punto de vista, un entierro verde es la despedida final en un económico ataúd de cartón o una forma final de devolver algo al planeta que lo ha sostenido durante tanto tiempo.

Los entierros verdes son minimalistas y ecológicos, pero emergen de una historia profundamente arraigada en el pasado. Los muertos son envueltos en sudarios de tela o colocados en ataúdes sencillos hechos de materiales naturales como cartón o pino y enterrados en un espacio verde, como una zona rural o boscosa. Se convierte un procedimiento más natural.

Los entierros verdes son muy sencillos en comparación con un entierro tradicional. Sin el ataúd, las flores y el líquido de embalsamamiento, entre otras cosas, el entierro tiene un impacto mucho menor en la Tierra. Sin embargo, algunos servicios funerarios son más ecológicos que otros y lo que se ofrece varía significativamente.

El proceso se piensa como “devolver un cuerpo a la tierra, donde se le permite degradarse naturalmente, nutrir el suelo, hacer crecer un árbol y reincorporarse a un ciclo natural de vida”.

Los funerales ecológicos pueden ser más baratos, en lugar de buscar un espacio en algún cementerio.

Jardines en lugar de cementerios

No hay razón para que un cementerio tradicional no pueda convertirse en un jardín. Ya sea que uno se conserve o embalsame, las plantas pueden usar los nutrientes.

La principal diferencia entre los cementerios tradicionales y los cementerios ecológicos es que los primeros prefieren el césped cultivado respetuosamente, mientras que los segundos tienen más probabilidades de ser jardines reales. Una vez más, la diferencia depende en gran medida del lugar de entierro elegido. Hay diferentes sitios en el mundo dedicados a entierros ecológicos y otros lugares que tienen secciones dedicadas solo a entierros verdes.

Para los amantes de la naturaleza, los jardineros entusiastas y muchos otros, un ataúd de mimbre o fibra natural y un lugar de descanso lleno de plantas son simplemente una mejor opción que una ceremonia tradicional.

Compostaje humano

Hay muchas leyes y regulaciones sobre los procesos de entierro, por lo que los entierros verdes son aún más similares a los tradicionales que diferentes. Si realmente se quiere ser ecológico, entonces el área conocida como “compostaje humano” está ganando impulso rápidamente, con ideas que van desde las sensatas hasta las verdaderamente lejanas.

Se piensa en este tipo de entierro como una forma de evitar al intermediario y entregarse al planeta de manera más directa. Pero puede implicar sacrificar cierta dignidad.

Algunas empresas han adoptado un enfoque novedoso para el compostaje humano. La idea funciona así:

  • El cuerpo del difunto se congela.
  • El cuerpo congelado, ahora quebradizo, se descompone en polvo.
  • Posteriormente, el polvo se puede utilizar como compostaje rápidamente.

Un proyecto que se hace en Estados Unidos, Urban Death Project ha sido un caso de éxito como pionero en el compostaje humano en áreas urbanas. El concepto es este:

  • El cementerio es un edificio de varios pisos, donde se llevan a cabo ceremonias y funerales en la azotea.
  • Los cuerpos se plantan en un jardín al aire libre.
  • A medida que avanza la descomposición, los restos se trasladan a los pisos inferiores.
  • Esencialmente, el edificio imita el proceso de un contenedor de abono de varios pisos.

Quizás nada resalte tanto las dificultades de un entierro totalmente orgánico como el desafío de encontrar una manera respetuosa de acelerar la descomposición natural de un cuerpo. Otras soluciones propuestas incluyen el Infinity Burial Suit (a un precio de $1,500 dólares), que está compuesto con esporas de hongos diseñadas para brotar después del entierro para ayudar a la descomposición.

En el mundo de la tecnología

El mundo digital ofrece todo tipo de posibilidades para una especie de vida futura en línea. Los monumentos en línea, los videos de despedida, las publicaciones en blogs, y los archivos fotográficos ya son algo común cuando la gente muere. Quién sabe cómo será una vida digital en el futuro.

Cementerios flotantes

En muchas ciudades asiáticas, donde las poblaciones están envejeciendo y aumentando en densidad, se están diseñando cementerios del futuro para que sean compactos y de gran capacidad. En Hong Kong, una empresa de diseño local ha elaborado planes para un cementerio marítimo llamado “Floating Eternity” . Este cementerio flotante podría albergar los restos de varios cientos de miles de residentes fallecidos.

Se utilizarán marcadores de GPS en lugar de lápidas

Se invierte mucha energía y gastos en las clásicas lápidas de granito. El uso de marcadores GPS en su lugar es más rentable y mejor para el medio ambiente en general. Los seres queridos ahora pueden encontrar a su familiar en el cementerio por medio de la alta tecnología.

Criónica

La criónica es un gran paso adelante. A un costo de al menos decenas de miles de dólares, o varios cientos de miles de dólares, dependiendo del servicio elegido, un puñado de personas están dispuestas a preservar su cuerpo con la esperanza de que algún día exista la tecnología para devolverle la vida.

Esta es un área de muerte y tecnología en la que Australia podría estar entre los primeros clientes del mundo. En la empresa Southern Cryonics los clientes podrán congelar sus cuerpos por un costo estimado de alrededor de $63,000 dólares.

Por supuesto, nadie sabe cuándo o si será posible devolver la vida a los cuerpos congelados. Y dado que es imposible conocer el costo médico final de devolverle la vida a alguien, será mejor que establezca un fondo fiduciario para sus tataranietos si está considerando una resurrección criónica.

Está claro que las personas están considerando todas sus opciones cuando se trata de servicios para el final de la vida. Pero hay un hilo común: lo que la gente quiere es algo más ecológico. La demanda de los consumidores por estos servicios está transformando la forma en que operan las funerarias y los crematorios, y eso es algo bueno para las generaciones futuras que tendrán que vivir con el medio ambiente que heredan de nosotros.

- Anuncio -
Artículo anteriorGame Over: la muerte en la historia de los videojuegos
Artículo siguienteLa celebración del “Día de Muertos” en el mundo
Colaborativo, constancia, cualidades, aprendizaje, amo lo que hago.