Desarrollan una batería de pulpa de madera para drones y celulares

La batería para drones y celulares

Una empresa productora de papel ha logrado desarrollar una especie de material que encendió una bombilla eléctrica con una batería de pulpa de madera. Material que podrá ser utilizado en drones, celulares y vehículos eléctricos sin utilizar materiales raros.

Durante la última fase del experimento, la bombilla se mantuvo encendida por un lapso de 7 segundos. Pero pese a su corto tiempo, esto demuestra un gran avance. por lo que la compañía Nippon Paper Industries se mantiene optimista y busca incrementar la capacidad de la batería que pueda ser utilizada por drones en el año fiscal 2023.

Sus proyecciones a futuro son desarrollar baterías capaces de energizar celulares y algunos dispositivos más para el año fiscal 2030.

Los hallazgos del estudio

El experimento donde se logró encender la materia, tuvo lugar en el laboratorio de Investigación de Materiales Innovadores Fuji de Nippon Paper en la prefectura de Shizuoka.

Los materiales que componen a esta innovadora batería son manofibras de celulosa con diámetro de 3 manómetros. En este sentido, las manofibras se refinan a partir de pulpa de madera. Más tarde, son procesadas en películas delgadas que son separadas mediante papel aluminio. Cuya función es similar a los electrodos.

De esta forma, las manofibras pueden almacenar y liberar electricidad debido a que los electrones se adhieren a los golpes y caídas en la superficie. Como en el caso de una batería de metal. Pero con la notable diferencia de que no se deterioran. Ni siquiera después de millones de cargas y descargas de electricidad.

Esta es la batería que puede llegar a alimentar drones y celulares
Fuente: Nikkei Asia

Las características de la batería

La batería tiene 20 cm cuadrados de manofibras de celulosa. Con un grosor de 0.05 milímetros y con un peso de apenas 0.15 gramos. En tanto la bombilla que se encendió por aproximadamente 7 segundos, era LED, de 3 voltios y de 0.025 amperios. En cuanto a la capacidad de la batería, fue de 1 vatio-hora por kilogramo aproximadamente.

Ante los resultados obtenidos en este estudio, han planeado optimizar y mejorar el experimento para el año fiscal 2022. Por lo que se enfocarán en desarrollar baterías que sirvan para alimentar pequeños drones de uso en interiores para el año fiscal 2023.

Y posteriormente, en caso de tener éxito en el desarrollo de las baterías, iniciar su comercialización en el mercado.

Si bien, el desarrollo no parece muy grande y resulte difícil creer que se logre desarrollar una batería con grandes capacidades, lo cierto es que el simple hecho de lograrlo en pequeña escala, demuestra que es posible conseguirlo. Ahora el reto de los investigadores es el encontrar lo que hace falta para optimizar el desarrollo y conseguir el objetivo.

- Anuncio -
Artículo anteriorEl exoesqueleto que protege la espalda de los trabajadores
Artículo siguienteCopywriting: herramientas digitales para el 2022
Somos el medio para el talento del mañana.