La tecnología patentada de Ford para conducir autos con la mente

Ilustración-la-mente-la-tecnología

Recientemente, hemos presenciado algunas revelaciones del sector tecnológico que nos comparten una visión futurista de las empresas gigantes de la tecnología mediante el desarrollo de nuevos e innovadores inventos que desafían los propios límites de la mente.

Una patente presentada por Ford nos demuestra su visión futurista en la conducción de los autos. Mediante un sistema de predicción sobre los pensamientos del conductor gracias a una interfaz encargada de monitorear las ondas cerebrales.

Las características de la patente

Nombrada BMI (Brain Machine Interface), la patente nos muestra un constante monitoreo en la actividad cerebral del conductor con el objetivo de reconocer patrones asociados con los movimientos de brazos y piernas para la conducción de un automóvil.

A simple vista, puede sonar bastante complicado de conseguir. Sin embargo, el funcionamiento del sistema consiste en predecir los próximos movimientos del conductor separando ondas cerebrales con una base de datos precargada.

Un dato interesante para destacar es que el control mental no será en su totalidad en tiempo real. Debido a que necesita algunos segundos para identificar las ondas cerebrales, compararlas y así efectuar una acción concreta.

No obstante, Ford no especifica a detalle cómo funcionaría este sistema. Sin embargo, podemos encontrar algunos puntos clave que podían darnos una idea sobre el funcionamiento de este. Por ejemplo, en el diagrama se involucran algunos procesadores y sensores que trabajan en conjunto con sistemas de asistencias semiautónomas al momento de conducir.

La conducción con la mente de Ford

En la patente, el conductor parece ocupar una especie de casco equipado con un conjunto de sensores receptores de ondas cerebrales. Al mismo tiempo que asegura que, más allá de permitir una conducción con la mente, este sistema permitirá mejorar el comportamiento de los asistentes de manejo semiautónomos en los autos del futuro.

La patente cierra con asegura que, en caso de lograr esta tecnología, no reemplazarán el uso de los volantes o pedales. Ya que se presentaría como una manea de mejorar la conducción convencional tal y como la conocemos hoy día.

- Anuncio -