El mundo alrededor de la profesionalización de los videojuegos

Logitech Esports

Los esports dejaron de ser el “deporte del futuro” y hoy ya representan una vía profesional para las nuevas generaciones que quieren hacer de su pasatiempo favorito un estilo de vida.

Lo que comenzó con un juego sencillo donde dos líneas sobre una pantalla negra simulaban ser una partida de tenis de mesa, se ha convertido en competencias internacionales comparables con las mayores ligas deportivas del mundo. Hoy los esports llenan estadios, suman millones de espectadores y cuentan con jugadores profesionales que son estrellas internacionales. 

Lejos quedaron los días en los que los videojuegos se limitaban a un pasatiempo que se disfrutaba únicamente en la sala de la casa. Si bien para muchos todavía sigue siendo una forma más de entretenimiento, muchos jugadores deciden ir un paso más allá y buscan por todos los medios mejorar sus habilidades para conquistar múltiples torneos y perfilarse hacia la profesionalización. 

Un mundo que necesita de profesionales

Al mencionar que los esports están rivalizando con las ligas más importantes del planeta no es una exageración. Según datos de Statista, la final del League of Legends World Championship en 2020, alcanzó su máxima audiencia en casi 46 millones de espectadores, mientras que la Serie Mundial de la MLB tuvo una audiencia media de 9.78 millones y la NBA se quedó atrás con 7.5 millones. 

Este crecimiento no sólo se ha quedado en las competencias oficiales de videojuegos; League of Legends, uno de los principales titanes en los esports, también ha incursionado en el mundo de la música con K/DA, un grupo femenino virtual que está integrado por cinco campeonas del reconocido videojuego y cuyas canciones han alcanzado hasta los 90 millones de reproducciones. 

Los protagonistas de esta revolución son jugadores como Johan “N0tail” Sundstein, Kyle “Bugha” Giersdorf y Lee “Faker” Sang-hyeok, quienes protagonizan los torneos internacionales y se han convertido en figuras reconocidas por múltiples gamers y una inspiración para que jugadores de todo el mundo hagan de su pasatiempo favorito una profesión al compartir sus habilidades con miles de seguidores.

- Anuncio -

Paralelo a estas estrellas, al igual que en otras disciplinas, la profesionalización en los videojuegos implica disciplina, trabajo constante, entrenamiento, herramientas y habilidades para triunfar en una industria tan competitiva o bien lograr posicionarse en las plataformas de streaming.

¿Qué implica ser un jugador profesional?  

Más allá de los diseñadores y desarrolladores, desde hace mucho tiempo los videojuegos dejaron de ser un pasatiempo para convertirse en una profesión. Ahora las habilidades y conocimientos alrededor de los títulos más recientes son un estilo de vida viable para jugadores profesionales, streamers y comentaristas que les ha abierto las puertas a grandes oportunidades.

Los esports implican diversos talentos, como lo demuestra el estudio, “The structure of performance and training in esports” (La estructura del rendimiento y entrenamiento en esports”), que el modelo de competencia de los deportes electrónicos incluye habilidades físicas como: la coordinación mano-ojo, percepción espacial, fuerza, ritmo y coordinación; mientras que implican una preparación mental de resolución de problemas, pensamiento estratégico, percepción y memoria. 

Para desarrollar estas habilidades, diversas universidades en Estados Unidos han comenzado a ofrecer hasta 16 millones de dólares en becas para mejorar el nivel  equipos atléticos o para integrar nuevo talento en programas de diseño o ingeniería; mientras que el Tecnológico de Monterrey abrió recientemente la Esports Arena Borregos, el primer centro universitario especializado en deportes electrónicos en Latinoamérica. 

Al igual que los tenis en el basquetbol y los tacos en el fútbol, los jugadores utilizan accesorios diseñados especialmente para ellos: audífonos con sonido de alta calidad y preciso para escuchar a los rivales, mouses con sensores ópticos avanzados para la máxima precisión de seguimiento, teclados con interruptores mecánicos para mejorar la respuesta e incluso volantes y pedales para los juegos de carreras. La tendencia es tal que marcas de accesorios como Logitech ya han creado una división propia, Logitech G, enfocada exclusivamente en productos creados para gamers

Un estilo único  

En toda esta explosión de jugadores profesionales, torneos y streams, también se ha creado una imagen particular que evoca a los inicios de la industria. En un principio, los videojuegos estaban ausentes de color, con títulos con fondos monocromáticos. Cuando llegaron al hogar lo hicieron a través de arcades, o maquinitas, que atraían a todos a través de sus vibrantes luces neón y con mundos que mostraban cómo sería el futuro. 

Esa es la esencia que hoy impera en todo el mundo de los videojuegos. No es sorpresivo que el estilo gamer se asocie con llamativos diseños y múltiples colores neón. Esa estética recuerda a los juegos de los ochenta, la época dorada de los videojuegos, cuando los títulos se caracterizaban por su color y en las salas de maquinitas abundaban brillantes letreros, alfombras de tonalidades llamativas y luces de colores. 

Se trata de una apariencia que ha triunfado en la era del stream, donde los espectadores están ante una oferta ilimitada y los creadores de contenido constantemente buscan ampliar sus seguidores. Fondos llamativos, logos arriesgados e incluso cabelleras de diversos colores, es un estilo que también ha inspirado a marcas a crear colecciones exclusivas, como en el caso de la K/DA Collection, una serie de accesorios Logitech inspirados en el ya nombrado grupo musical de League of Legends. 

Desde jugadores profesionales y torneos internacionales hasta grupos musicales y accesorios exclusivos, ya es un hecho que la industria de los videojuegos ha pasado por un proceso de profesionalización y no sería de extrañar que en unos años los esports formen parte de los juegos olímpicos y se vean en horario estelar en canales deportivos, la pregunta obligada es ¿qué nos deparará el futuro? Es un hecho que el futuro ya lo estamos viviendo y seguirá evolucionando y revolucionando la industria del gaming y los esports.

- Anuncio -
Artículo anteriorImpresión 3D: desde una pieza hasta una casa completa
Artículo siguienteArtista Mexicana es ovacionada en el Festival de Cannes por “La Civil”
Soy Senior Marketing Manager en Logitech México, responsable de desarrollar y gestionar diferentes estrategias para la marca, con 20 años de experiencia profesional en la industria de TI.