Cuando nuestra querida mascota muere, cómo afrontar el duelo

Cuando nuestra querida mascota muere, cómo afrontar el duelo

Tenemos tanto que aprender de ellos, desde instintos súper agudos de caza, supervivencia y lo que es el amor verdadero.

Las mascotas son esos seres que vienen en una infinidad de presentaciones, desde peludos animalitos con patitas de gomita, hasta de colores exóticos y pieles frías.

Nunca te dejan solo, siempre están ahí acompañándote a su manera; ofreciendo amor incondicional y a menudo curando un dolor del pasado, a veces una enfermedad o la perdida de un ser amado. No juzgan, no critican, sólo están ahí comunicándose en un eterno lenguaje incomprensible para oídos humanos.

Cuando un pequeño animal de compañía muere, el dolor es tan intenso que es igual de comparable a la pérdida de un ser amado humano, incluso muchos sienten el llamado síndrome del corazón roto (miocardiopatía de Takotsubo).

Dichos sentimientos son tan validos como los de una perdida humana, ya qu, al igual que cuando sufrimos otra perdida, en nuestro interior se comienza a destapar el proceso de duelo: negación – ira – negociación – depresión – aceptación.

Sin embargo, este proceso puede ser difícil de reconciliar cuando el entorno trivializa la pérdida de una mascota, es entonces cuando el afectado tiende a sentirse culpable por su dolor, como si este no estuviera justificado y estuviera obligado a superarlo rápidamente, lo cual ocasiona que las etapas normales de duelo sean un reto a superar.

- Anuncio -

De acuerdo con Carmack, autor del libro: Grieving the Death of a Pet, estas son 6 sugerencias para que este dolor pueda ser más llevadero.

Reconoce y honra el dolor que sientes

El duelo es diferente en cada persona, si alguien más de tu familia esta pasando por un dolor más fuerte o esta en la fase de negación, dale su espacio. Todos sufrimos de manera diferente, date el tiempo que necesites y llora, no trates de encubrirlo o sentirte apenado por tu tristeza, es natural, es mejor nunca dejar de lado tu humanidad.

Busca apoyo

Actualmente hay grupos de apoyo para la perdida de las mascotas, incluso hay sitios web especializados, libros o artículos como este. Lo importante es que no dejes de lado tu dolor y enfrentes las fases de duelo para en un futuro encontrar la reconciliación.

No descartes la idea de hacer un memorial o funeral

Como platicamos, tal vez algunas personas lo consideren exagerado o trivial por tratarse de “un animal” sólo recuerda que igual que ellos nosotros también somos animales y cuando fallece alguien cercano de nuestra especie humana, siempre guardamos respeto y luto.

Si lo necesitas o te gustaría honrar su memoria, no descartes una ceremonia, rodeado de la gente que te ama y esta abierta a escuchar tu dolor.

Estos rituales pueden ayudar a calmarnos y neutralizar los sentimientos.

Prepárate para las oleadas de dolor

El dolor va y viene continuamente, más cuando se trata de una perdida, así que no te sorprendas si un día te sientes derrotado, al otro día un poco más fuerte y luego de la nada, vuelves a sentir un bajón emocional.

Es completamente normal. Sólo recuerda que todos podemos levantarnos y volver a caminar, eso le hubiera gustado a tu amigo que ahora descansa.

Busca con quien puedes ser abierto y hablar

No te prives de ser consolado con amor, sólo analiza bien a quien le cuentas tus penas, ¿por qué? Algunos podrían no entender tu dolor o usarlo de manera perjudicial.

No te cierres a tener otra mascota que te haga feliz

Así como tu amigo, que ahora está descansando hay otros peludos y pequeños que están buscando una familia amorosa, nunca cierres tu corazón y permítete tener otra mascota a su debido tiempo, recuerda que hay montones de animalitos en busca de una familia que los ame y los acepte.

A su vez, cuando este nuevo integrante llegue, no tiendas a caer en las comparaciones. Así como en las personas, no existe nadie idéntico, tampoco trates de reemplazar u olvidar a tu anterior bebé, recuerda que sólo estás abriéndote a tener un colega acompañándote con una relación única y distinta a la anterior.

Por otro lado, si tienes un amigo o familiar que acaba de perder a su mascota, aquí hay una pequeña lista de consejos para ayudarlo a estar mejor:

Envía tus condolencias

Volvemos al mismo punto, como si se tratara de una persona amada, muestra que respetas su perdida y dolor, incluso puedes enviar flores, un libro o un detalle delicado.

Un ¿cómo estás? Siempre hace la diferencia

No temas preguntar cómo están o si tienen ganas de hablar, estar ahí para alguien siempre es un alivio para el afectado.

Reconoce que es una pérdida importante

Con el simple hecho de que una persona te comunique la perdida de su mascota, quiere decir que marcó su vida, si nunca has tenido una mascota, tal vez no empatices tanto con su dolor, pero no trates de comprenderlo sólo enfócate en apoyar y escuchar.

No presiones a que se supere el dolor

Dale espacio al dueño afligido, no presiones para que supere su pérdida de manera rápida o lenta, cada quien pasa por las etapas de duelo en su momento.

Nunca preguntes si tendrán una mascota

Aunque tal vez lo preguntes en buena voluntad, compáralo con la perdida de un ser querido, nadie pregunta en los funerales ¿oye, no tienes ganas de tener otro abuelo? Dale su espacio y con el tiempo impúlsalo a tener otra mascotita, como dijimos, hay muchos pequeños en búsqueda de ser adoptados.

No trivialices la muerte

Las personas generalmente se apegan mucho a sus mascotas, sobre todo cuando se tratan de animales de apoyo emocional. Da un espacio para lamentar la perdida, nadie conoce la historia que se tuvo con ese amigo que ahora ya no está.

Recuerda que en tiempos modernos, un animal es más que una mascota que un caza ratones o que cuida la puerta.

Las mascotas son un miembro más de la familia, tal vez sean de otra especie, con características diferentes a las de nosotros, pero sin duda, siempre marcan nuestra vida y a veces incluso llegan a salvarnos de nuestra propia mente.

Para: Mi conejito Popy Bonno o Pochi como todos le decíamos, era un bello peludo blanco de ojos rojitos, de carácter fuerte, gruñón, a la vez adorable y amoroso.

Gracias por ayudarme a superar mis sentimientos de soledad.

Gracias por ser mi único compañero en casa por muchos años.

Gracias por enseñarme que no importa que tan grande, pequeño, joven o viejo seas, nunca te des por vencido y así como te caes te vuelves a levantar hasta ganar una galleta.

- Anuncio -
Artículo anterior5 herramientas gratuitas para evitar las clases aburridas
Artículo siguiente¿Agua Virtual? Conoce qué es y calcula tu Huella Hídrica
Licenciada en Administración de Negocios de la Comunicación y Entretenimiento, publirrelacionista, fotógrafa amateur, seriéfila de corazón, fanática de la cultura mexicana, los dinosaurios y petlover pescetariana.