Escasez de chips amenaza a la industria automotriz

Escasez de chips amenaza a la industria automotriz

¿Has notado que las nuevas consolas de videojuegos son más caras? ¿Empezaste a advertir de la poca disponibilidad de algunos productos electrónicos?, pues la escasez de chips no solo está afectando a la industria automotriz sino también a otros sectores.

Este problema se ha venido presentando desde diciembre del 2020. Empresas como Apple no pudieron satisfacer la demanda con su nuevo lanzamiento de su IPhone 12. Samsung tuvo problemas para conseguir chips de memoria para sus dispositivos. Así como Sony tuvo que pedir disculpas por no cubrir la demanda de la PlayStation 5.

Como en otros sectores, la pandemia tuvo gran influencia en esto. Causando que las personas tuvieran que consumir dispositivos electrónicos para trabajar desde casa mientras que, a su vez, las ventas de autos caían por el confinamiento. Lo que hizo que los fabricantes de chips cambiaran sus líneas de producción.

El Armagedón de los chips

Se le llama ‘Armagedón’ ya que este término se refiere al fin del mundo en el libro del Apocalipsis. Por lo que se le considera “el fin de los chips”.

La industria automotriz recuperó sus ventas muy rápido a finales del año 2020, requiriendo de los chips para su producción pero cuando esto ocurrió, se estaba dando prioridad a otros productos electrónicos.

La producción de estos chips no es tan fácil. En el mundo las principales plantas que abastecen este mercado son: TSMC ubicado en Taiwán, Samsung ubicado en Coreo del Sur e Intel, ubicado en Estados Unidos. La apertura de una nueva planta tardaría hasta años, por lo que esta situación esta afectando ya en el aumento de precios.

“Si querías adquirir un vehículo, tal vez sea mejor pensarlo dos veces. Los tiempos de entrega se han disparado, hoy compras un coche nuevo y está muy caro”

señala Roberto Martínez.

Repercusiones de la escasez

General Motors ya planea detener su producción en al menos ocho plantas en América del Norte, México y Canadá y realizar un recorte del 15% de su personal. El directivo comentó que seguirán en la búsqueda de soluciones que minimicen el impacto y se enfocarán mientras en hacer frente a los modelos de mayor demanda.

Toyota también anunció un recorte del 40% de su producción de vehículos. A su vez, Volkswagen también está analizando en realizar un recorte de su producción.

También hay implicaciones en la geopolítica, principalmente en Taiwán y Corea del Sur que cubren el 80% de la producción de semiconductores. Y China, el principal fabricante de automóviles a nivel mundial.

Esto es un problema que analistas estiman que se estabilizará hasta 2023. Por lo que en los siguientes meses del año estaremos presenciando cada vez más un ‘bloqueo’ mundial en el avance digital. Y veremos el aumento de precios en dispositivos de uso cotidiano como electrodomésticos inteligentes, smartphones, videoconsolas y dispositivos electrónicos.

“Es un problema que no se va a resolver pronto, la demanda es muy alta, cada vez hay más productos digitales que requieren algún chip y en el mundo tenemos muy pocas fábricas trabajando a capacidad plena”

menciona el coordinador de la Especialidad en Gestión de la Cadena de Suministro del ITESO.

¿Tu ya has presenciado este problema al querer adquirir un producto?

- Anuncio -
Artículo anteriorEmpresa de logística financiará envíos de sus clientes
Artículo siguienteLa máquina levanta puentes de China
Estudiante de Mercadotecnia, me gusta socializar, viajar y conocer nuevas cosas, lugares y experiencias.