La enzima que podría degradar desechos plásticos en la Tierra

Enzimas para combatir los desechos plásticos

El plástico es uno de los elementos que se producen en grandes cantidades cada año. Conforme avanza el tiempo este problema se vuelve más grande. La Organización de las Naciones Unidas advirtió que cada año se producen más de 400 millones de toneladas de plástico alrededor del mundo. De estos, tan solo el 9% se recicla. El resto termina en vertederos o esparcidos en el medio ambiente.

Para solventar este problema, la Universidad de Texas desarrolló una enzima con capacidad de descomponer desechos plásticos en un par de horas o días. Además, tendría la capacidad de eliminar miles de toneladas de desechos de vertederos. Este estudio se publicó recientemente en la revista Natura.

Por si te lo perdiste: Robots para limpiar el fondo marino de plástico

Tecnología en pro del planeta Tierra

Por muy interesante y novedoso que parezca este invento, valdría la pena recordar que no es la primera ocasión en que se desarrolla un método biológico para reciclar desechos plásticos. No obstante, este enzima tiene una característica adicional: rebasa algunas limitaciones presentadas en otros protocolos. Esto la vuelve una alternativa viable y eficiente.

Para conseguirlo, los investigadores usaron aprendizaje automático basado en una enzima denominada PETasa. Se encuentra de forma natural en algunas bacterias y tiene la capacidad de degradar plásticos PET.

El objetivo del modelo era generar mutaciones que permitan la observación de una nueva enzima, activa a diferentes rangos de pH, a bajas temperaturas y con una rápida velocidad de reacción. Además, la idea es que se pudiera empezar en plásticos ‘postconsumo’ son tratar. Debido a que es en estas donde se encuentran las dificultades con otros métodos biológicos.

Quizá te interese: La Tierra, el único planeta habitable de la galaxia

Las características de la enzima

Dado lo anterior, fue posible obtener una enzima PETasa con cinco mutaciones nombrada ‘FAST-PETasa’: PETasa funcional, activa, estable y tolerante, con una mayor actividad hidrolítica para degradar PET en temperaturas entre 30 y 50 grados centígrados con distintos rangos de pH.

Luego, fue testeada en 51 productos de PET postconsumo sin tratar, demostrando que FAST-PETasa tuvo la capacidad de degradar en partes muy pequeñas (monómeros). En tan solo 24 horas y en hasta una semana. Posteriormente, puede reutilizarse al resintetizar el PET a partir de los monómeros recuperados.

En la página de la Universidad de Texas, describe que los investigadores presentaron una solicitud de patente. Con esto se plantea ampliar la producción de enzimas para su aplicación industrial y remedición ambiental.

- Anuncio -