¿Por qué duele la muerte de Humberto Maturana?

Universidad de Santiago de Chile
Universidad de Santiago de Chile

Porque estamos hablando de uno de los intelectuales más importantes, un pensador que dejó un legado en la biología, la filosofía y la ciencia en general.

Porque nos ayudó a cuestionarnos ¿Qué es la vida? Incluso puso a pensar en ello al mismo Dalai Lama, quien declaró que aprendió de Maturana “el desapego”.

Porque insistió en escuchar al otro, y abordar desde la ciencia a los conocimientos del alma humana. Lo que lo convirtió en un científico muy especial, diferente a todos desde mi perspectiva. Pues logró con lo que él llamó “biología amorosa” escribir con corazón en mano aquello que era para la ciencia. Para así, compaginar los conceptos del alma humana con los conocimientos de la ciencia. Eso no cualquiera. Es más, ninguno. Sólo Maturana.

Porque luchó por conservar “la ciencia para todos”, no para unos cuantos intelectuales que conocen de teorías y conceptos complejos, no, lo hizo amable para todos. De esta forma, con una escritura sencilla explicó lo complejo. E incluso encontramos libros ilustrados, permitiendo a más personas acceder a sus teorías.

Porque nos enseñó, justo en estos tiempos en que vivimos de prisa, llenos de estrés y creemos que la vida es infinita, que no somos seres humanos y ya. Que si bien un ser existe biológicamente y listo, en realidad lo que somos es un “hacer” porque nosotros hacemos nuestra vida. Somos “haceres humanos”.

A los 92 años falleció. Pero su extenso trabajo no. Humberto Maturana Romecín (1928-2021), estudió MedicinaAnatomía y Neurofisiología en el University College London, y posteriormente obtuvo un Doctorado en Biología de la Universidad de Harvard, fue fundador de la Escuela de Pensamiento Matríztica y fue Premio Nacional de Ciencias (1994), escribió más de 20 libros y junto al biólogo Francisco Varela creó el concepto de autopoiesis,  “auto” (a sí mismo) y “poiesis” (creación), lo que revolucionó la forma de entender la creación de la vida.

El rector de la Universidad de Chile y la Red de Profesores Chilenos mostraron sus condolecías:

Finalmente, como homenaje los dejo con algunas de las frases más emblemáticas de Maturana:

”Nuestro problema como sociedad es que no conversamos. No conversamos porque tenemos ideologías, estamos aferrados a cierto modo de pensar y no reflexionamos”.

“El mundo que va a surgir depende de nosotros, de lo que hagamos, de lo que conservemos. El futuro no lo podemos predecir, pero sabemos que irá en una dirección u otra según vivamos nuestro presente”

“Reconocer al otro como un legítimo otro.”

“Como vivimos compitiendo, siempre estamos negando a los demás… Uno no hace las cosas mejor cuando compite, al contrario, está más ciego. No ve sus circunstancias porque lo único que ve es al otro”.

“Todo vivir humano ocurre en conversaciones y es en ese espacio donde se crea la realidad en que vivimos”.

Gracias por tanto Maturana. En lo personal tus reflexiones me seguirán acompañando. Tus investigaciones y libros, a todas las generaciones futuras.

Artículo anteriorAyuda de todo México para el regreso a clases
Artículo siguienteBitso, Segundo Unicornio Mexicano tras alcanzar un valor de 2,200 millones de dólares
Literatura. Naturaleza. Meditación. Viajes. Música. Tortugas. Feminista. Prefiero los puntos que las comas.