Consejos para mantener a tus trabajadores en la empresa

Consejos para mantener a tus trabajadores en la empresa

En los departamentos de Recursos Humanos a veces tiene que lidiar con muchas tareas al mismo tiempo. Entre ellas, conseguir vacantes para aquellos puestos que han quedado desocupados, que en ocasiones suelen darse por despidos o en la mayoría de los casos de manera voluntaria por que los empleados ya no se sentían a gusto en el área de trabajo, por que sus fortalezas no estaban siendo utilizadas o bien no estaban creciendo en sus carreras.

Los trabajadores en raras ocasiones se dan de baja en sus respectivos puestos por tener jefes insoportables o porque su sueldo es demasiado bajo. Y en ocasiones así es. Pero la realidad es que las enormes tasas de paro que nacieron con la pandemia continúan creciendo y han corrompido la ley de que “fácilmente cualquier empleado es reemplazable”.

¿Qué hacer para que mis trabajadores no se vayan?

La directora del área, Lori Goler, en un artículo publicado en Harvard Business Review mencionó que una de las claves para retener el talento de una compañía está en el secreto de saber crear trabajos que se adapten a la gente, y no al contrario, que es lo que la mayoría de las compañías suelen hacer. Este tipo de estrategias permite que los empleados se comprometan con sus respectivas áreas de trabajo y se sientan satisfechos al ver que sus capacidades crecen y se suman al talento del equipo.

¿Qué hacer para que mis trabajadores no se vayan?

Diseñar un empleo que se ajuste al trabajador

El artista británico y pensador socialista William Morris en su ensayo de 1885 Trabajo útil vs Trabajo decía que “La esperanza en el descanso que vendrá, la esperanza en el producto que obtendremos y la esperanza del placer que hallaremos en el trabajo mismo; y la esperanza, también, de que haya abundancia y calidad en todas esas cosas”. Sirve como buen ejemplo de las bases que deberían de tener todos los empleos ya que ahí yacen las respuestas para crear las condiciones de un trabajo que se disfruta. 

Por eso se recomienda que los jefes se mantengan en contacto con sus trabajadores y se tomen la oportunidad de conocerlos, qué es lo que disfrutan más hacer en el trabajo, cuáles son sus fortalezas dentro de la empresa etc.

No limitar las capacidades

Los individuos tienen más de una fortaleza y cientos de capacidades que esperan por descubrirse, así que el esperar que sólo se especialicen a algo en específico, sólo logra encerrarlos y no darles la entrada a otras posibles áreas que podrían ayudar a que la empresa continúe creciendo a la par que el trabajador.

Diseñar un empleo que se ajuste al trabajador

Equilibrio entre casa y trabajo

En el home office se puede decir que hay ciertas libertades que el trabajador se puede dar que la oficina nunca permitiría, pero la cuestión es que cuando las cargas de trabajo son demasiadas y llegan a sobrepasar el límite de la vida privada, provocan que el empleado tenga que tomar decisiones entre su vida privada o realizar dichas actividades del trabajo.

De manera que debe haber un equilibrio que permita que la vida laboral fluya sin tener que sobrepasar límites que sólo lograrían no sólo estresar al empleado sino llegar a cuestionarse si ese empleo de verdad lo vale.

- Anuncio -
Artículo anteriorElon Musk aconseja a los jóvenes estudiar las carreras del futuro
Artículo siguienteSophia AI y su relación con los iNFT
Somos el medio para el talento del mañana.