El dilema de una vida ética y moral

ethics-right-wrong-ethical
ethics-right-wrong-ethical

Saber la razón de por qué actuamos como actuamos, es un dilema por su sola existencia. Y para ser resuelto durante toda una vida.

Teniendo en cuenta que un dilema es un conflicto de deberes. Y según la Real Academia de la Lengua Española, (RAE) es: “argumento formado de dos proposiciones contrarias disyuntivamente, con tal artificio que, negada o concedida cualquiera de las dos, queda demostrado una determinada conclusión”.

Entramos de lleno en un dilema cotidiano. Piensen por un momento., ¿Se detienen a pensar sus respuestas? Esas que parecen sencillas. ¿Su comportamiento pasa por la lupa de la ética y la moral?

El razonamiento automático nos permite actuar rápido ante una situación. Sería muy agobiante pensar detenidamente cada paso que damos. ¿Pero qué tan viejo es ese razonamiento? No les pasa que algo que dan por hecho que está bien, en un grupo determinado se piensa todo lo contrario. ¿Será que pertenecemos a procesos sociales distintos? y si es así, ¿cuál es mejor? ¿Qué grupo tiene la razón?

¿Somos nuestra propia definición de lo que es bueno y lo que es malo?

Si esto es cierto, significaría que necesitamos reglas de comportamiento para cada persona, y si algo que para mí es absolutamente malo, siniestro, infernal y aberrante, para el otro no lo es, quiere decir que ¿ese alguien está bien dentro de su cultura? O todo lo contrario, para eso sirven las reglas universalmente válidas.

En teoría esto se resuelve fácil, a través de Kant, de Aristóteles, Schoppenhauer, Hume, Platón, Sócrates, Habermas y Appel y la ética del discurso. Bueno, está bien, no tan fácil.

- Anuncio -

Incluso si no estás interesado en estas teorías, sin lugar a duda saber de ellas mejorará tu razonamiento y actuar. Pues estos grandes pensadores, ha intentado durante muchos años teorizar para resolver los problemas que surgen en toda sociedad. Es importante, porque no podemos ver nuestra propia ética como algo que es propiamente perfecta. Sobre todo mientras no conozcamos “la realidad absoluta”.

Así que no te voy a poner a leer a todos. Traigo para ti las definiciones más sencillas para salir de este dilema.

Ética y Moral

Para definir ética y moral, nos valdremos de las definiciones del catedrático Antonio Pasculi:

Moral(es). Son conjuntos coherentes, genéricos, históricos y sistematizables de normas, en constante evolución, que proporcionan a los grupos humanos, identificados con creencias y principios comunes criterios axiológico-prácticos para todo tipo de acción.

La vigencia de una moral depende de su capacidad para asegurar normas de comportamiento aún en situaciones inéditas. Es decir, tu razonamiento automático, incluso en situaciones extremas será regido por normas de comportamiento según el grupo social con el que compartes tus creencias.

Mientras que,

Ética es un término que debemos reservar a la metafísica de la moral. Es decir, cuando yo hago filosofía sobre el hecho moral estoy haciendo ética, pero yo puedo hacer moral sin hacer ética, yo puedo vivir moralmente, reflexionar sobre los problemas morales.

Otra definición que puede esclarecernos más es la de Fernando Savater quien dice: “La ética es la actitud o la intención de individuo frente a sus obligaciones sociales, personales. La ética siempre está en nuestras manos individualmente para actuar en forma moral, de forma ética”.

“Las cuestiones éticas siempre se refieren a las personas, porque lo único que puede ser moral o inmoral, es una persona, no una institución, medio o colectividad, las instituciones son buenas, malas, eficaces, ineficaces, deseables, indeseables, pero lo único que puede ser éticamente bueno o moral es una persona”.

De esta forma, a través de mi moral (mis normas de comportamiento aceptadas en los principios de mi grupo) yo hago frente éticamente a mis obligaciones sociales y distingo mi comportamiento ante lo bueno y lo malo.

Actuar moralmente

De acuerdo con la investigadora Adela Cortina, actuar moralmente significa:

1) Conocer la realidad

2) Tomarla en serio (hacerse cargo)

3) Imaginar (soluciones que no están dadas)

4) Ser realistas (plantear soluciones viables sin egoísmo)

5) Inteligentes (juzgar para decidir)

Con Adela Cortina coincido, porque los eruditos de la ética ya nos respondieron en teoría los problemas éticos, pero en la práctica viviremos tantas realidades y nos toparemos con situaciones inciertas, que creo que los cinco pasos propuestos por Adela Cortina, servirían para analizar al menos de manera más práctica cuando sea una decisión inmediata.

Porque las realidades nos enfrentarán de una manera en la que la ética, ya siendo parte de nosotros a través de la introspección, y por si sola nos llevará actuar en automático, pero más eficazmente. Al actuar de manera que mi acción sea válida para mí y el otro, y tener como motivos, la inclinación, el deber, o la conveniencia. Pero, es muy importante decirlo, con la libertad que nos da llevar una vida con ética. En lo personal, duermo muy tranquila, porque mis acciones son “buenas acciones” y si me equivoco, no es por mentir, engañar, ser egoísta o hacerle malas pasadas a los demás. Pues esto no es parte de mi moral.

¿Ya vamos entendiendo? Entonces, de nuevo. ¿Cuándo fue la última vez que actualizaste tu pensamiento automático?

Sabiendo que la ética es el análisis y fundamentación de los actos morales y la moral son las normas concretas que tenemos para la convivencia, tenemos que saber también que, no todo se reduce en simplemente saber cómo actuar. Sino que en el momento de analizar nuestros actos a través de lo anterior, nos permitirá tomar decisiones prudentes ante conflictos y para nuestra vida diaria.

Saber por qué actúas como actúas y hacerlo cada vez más consciente y de manera más acertada. Para que nuestros actos no sean injustos, ni con nosotros mismos, ni con los demás, cuando decidas razonar en automático, cuando no sepas qué hacer. Para así conducirte en la cotidianeidad de la manera que decidas, pero por el camino más adecuado y para tu mayor bien y el de tu entorno.

- Anuncio -
Artículo anteriorLa innovación como motor para reactivar tu negocio
Artículo siguienteSan Mitsu: estrategia japonesa para evitar Covid-19
Literatura. Naturaleza. Meditación. Viajes. Música. Tortugas. Feminista. Prefiero los puntos que las comas.