La científica mexicana que empodera a las mujeres

La mujer mexicana que empodera a las mujeres

María Diana Lorena Rubio Navarro, es la científica mexicana que empodera a las mujeres a seguir sus sueños y no rendirse en un mundo cargado de retos y obstáculos.

Rubio, narra que llegó a la ciencia por ‘error’. Desde siempre supo que quería convertirse en ingeniera o médica. Sin embargo, las creencias de la época, influidas en su padre, le impidieron realizar su meta.

La oposición del padre no la desmotivó, tomó aire y se fijó la meta de convertirse en la mejor de su categoría. Una tarea que recientemente dio frutos. El octubre de 2021, la científica mexicana con un doctorado en Ciencias Biomédicas, originaria de Querétaro, obtuvo el reconocimiento como una de las 10 mejores docentes del mundo, según la Fundación Varkey y la Unesco.

La científica mexicana

Rubio fue nominada al Premio Global Teacher Prize 2021. Un laurel que reconoce a los profesionales de la educación que logran convertirse en los más destacados de su sector y del mundo, gracias a sus aportes. En 2010, la académica ya había obtenido el Premio Docentes Extraordinarios: National Teacher Prize Mexico. Sin embargo, en la edición 2021, el premio lo obtuvo otra profesora.

En una entrevista para el Diario Reforma, la académica reveló su incursión en esta carrera. Cuando quiso ser ingeniera, su padre se lo impidió al argumentar que esa carrera era para hombres. Después quiso ser médica, pero debido a su situación económica, tubo de redirigir su rumbo y elegir Educación Física. Mientras se desarrollaba en esta carrera, descubrió un problema que más tarde se convertiría en su pasión. En sus prácticas profesionales y trabajando con niños con necesidades especiales, pensó en la manera de ayudar a estos pequeños desde su profesión.

Las mujeres mexicanas en la ciencia.

La UNAM se convirtió en la llave que le abrió la puerta a un mundo inexplorado. Siguiendo su carrera, estudió la maestría para después tomar el doctorado, bajo la misión de crear su propio laboratorio, el sitio que se encargó de mostrarle su destino.

Años más tarde, recibió una invitación para enseñar biología a alumnos de nivel superior. Encontró el lugar perfecto para acercar la ciencia a los jóvenes, quienes se mostraron muy entusiasmados.

La científica comparte su pasión y amor a la docencia invitando a otros profesores a escuchar y entender a los jóvenes, quienes tienen potencial para desempeñarse en cualquiera de las profesiones que elijan. Particularmente en la ciencia. Sin duda, la maestra que todos los jóvenes quisieran tener.

- Anuncio -
Artículo anteriorLa cultura empresarial y el régimen de confianza
Artículo siguienteTikTok videos y el algoritmo que te desconoce
Somos el medio para el talento del mañana.