Inicio Future Empleos del Futuro Introducción a la ODS: las metas para el 2030

Introducción a la ODS: las metas para el 2030

¿Qué son los ODS?

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), son un conjunto de metas dispuestas que se pretende que la humanidad alcance en el año 2030, con la finalidad de crear un mundo sostenible. Son un total de 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, que a su vez engloban 169 metas.

Visto de otra manera, es un conjunto ambicioso y reiterativo de objetivos que intenta visibilizar, concientizar y llevar a la humanidad a buenas prácticas para la generación de una sociedad y mundo más sustentable.

El 25 de septiembre del 2015, los miembros de la ONU adoptan la Agenda 2030

¿Cómo nacen los ODS?

Antes de los ODS, estuvieron los Objetivos del Milenio (ODM); la primera agenda global que pretendía impulsar el desarrollo humano. Dichos objetivos se plantean en “La Declaración del Milenio”, suscrita en septiembre del año 2000 en el marco de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Luego de 10 años se realizó una revisión del avance que se había obtenido hasta entonces.

Posteriormente salió a la luz  una consulta pública titulada My World; instrumento utilizado para recabar la opinión sobre los puntos que debían tomar prioridad

Finalmente, el 25 de septiembre del 2015, los miembros de la ONU adoptan la Agenda 2030, esto luego de que en agosto previo del mismo año se presentara el documento La transformación de nuestro mundo: La Agenda para el Desarrollo Sostenible al 2030.

Este resultado es mejor apreciado como un transición, dado que los ODS absorben los avances y carencias de los ODM. Finalmente, lo que se pretende con los ODS es profundizar y complementar lo ya realizado por sus antecesores.

¿Para qué sirven?

- Anuncio -

Desde mi punto de vista, los ODS sirven, o al menos pretenden funcionar en primera instancia, como un modelo por medio del cual sensibilizar a la sociedad y hacer conciencia de los enormes retos que hemos enfrentado en la historia; los que vivimos hoy en día y que aquellos que podríamos llegar a experimentar en algún futuro. En este último sentido, creo que los objetivos toman un rol preventivo

Los ODS pretenden sensibilizar a la sociedad y hacer conciencia sobre los retos que enfrentamos

Sin embargo, no solamente surgen para informarnos y llamar nuestra atención con respecto a las acciones que realizamos en la individualidad y en conjunto. También busca dirigirnos a la acción a través de lo que algunos llaman las “buenas prácticas”; esto con el objetivo de generar un impacto inmediato y futuro que nos vuelva mejores seres humanos.

¿A quién le pertenecen los ODS?

Son de, por y para la humanidad. En concreto nos pertenecen a todas y todos.

Aunque la ONU es la “creadora” o mejor dicho quien promueve y está al pendiente del cumplimiento de dichos objetivos, recordemos que este organismo está conformado por representantes de diversos países los cuales se comprometieron para lograr los ODS, y por ende, nos corresponde a todos como parte de la sociedad.

Recordemos que la ONU tiene como finalidad mantener la paz y la seguridad internacionales. También busca fomentar relaciones basadas en el respeto entre las naciones; apegadas al principio de la igualdad de derechos.

Anexo a esto los ODS destacan la importancia de no dejar a nadie atrás, sin duda alguna me parece que este punto en particular abona a una cultura de cooperación equitativa e incluyente; que justamente sea de, para y por todos los seres humanos.

“Lo único que creo que no se ha excedido es la humanidad que radica en cada uno”

Nota reflexiva:

  • La realidad que nos encontramos viviendo nos tiene envueltos en un mar infinito de pensamientos y emociones que nos pueden llevar a creer que lo que pretenden los ODS no es más que una utopía; un mundo que jamás seremos capaces de construir. La pregunta es ¿quiero y puedo contribuir a ese sueño que parece guajiro?
  • En este siglo que supone mayor libertad, también existe una sobre exigencia y repetición constante de lo que es “correcto”, “bueno” o que nos traerá “beneficios”; se vuelve extremadamente sencillo hablar sobre todos estos tópicos, así como sobre lo que va a “suceder” o no. Pese a eso, algo sucede que parece no nos quedan claras las cosas y nos cuesta trabajo realizarlas. No estoy segura si es una cuestión de percepciones individuales, un desinterés o hartazgo de x o y. Pero entonces mi duda es: ¿cómo hacer responsables a tantos seres humanos de sus pequeñas acciones que, al sumarlas, se vuelven macro y terminan afectando indirectamente a todo?
  • Dice la canción “que está trillado hablar de amor”, pero no sólo hablar de amor, hablar del medio ambiente, de que hacer o que no hacer, de cuidar el agua, el planeta, del Covid-19; todo se ha vuelto un exceso, inclusive la cantidad de humanos. Lo único que creo que no se ha excedido es la humanidad que radica en cada uno. En fin, hay que darle el valor humano a la vida, que es necesario.
- Anuncio -

- Anuncio -
María Adriana Espinosa
Psicóloga y voluntaria por convicción, aprendiendo todo lo que sea posible de la vida. Intentando aporta a la construcción de un mundo más humano, armonioso y con más paz-ciencia.
1,304,613FansLike
24,000FollowersFollow
10,988FollowersFollow
13,600SubscribersSubscribe
- Anuncio -

Ultimas Entradas