Google y las gafas inteligentes de realidad aumentada

imagen-la-tecnologia-de-realidad-aumentada

Recientemente, Google adquirió Raxium, una empresa emergente con sede en California que desarrolla tecnología de pantalla microLED con aplicaciones en pantallas de realidad aumentada (RA) y realidad virtual (RV). La compra, que fue descubierta por The Information, no se ha anunciado públicamente. Aunque se estima que el costo total del acuerdo alcanza mil millones de dólares.

Tecnología de pantalla MicroLED

Las pantallas MicroLED se posicionan como el próximo avance en la tecnología de visualización. Tienen gran similitud a las pantallas OLED, en el sentido que los píxeles se iluminan solos, con negros más reales, con contraste y brillos mejorados. Los píxeles microLED de Raxium son hasta 300 veces más pequeños que los de un papel OLED y hasta mil veces más brillantes.

Las características de los píxeles, los hace adecuados para auriculares AR y VR debido a que los paneles basados en OLED y LCD empleados en ellos hasta la fecha han sufrido una falta de brillo, color y claridad. Justo estas características son las que buscan las empresas tecnológicas al invertir en vidrios inteligentes para sus headsets de realidad aumentada.

Los intentos de Google

Google, en repetidas ocasiones, ha intentado desarrollar auriculares AR. Por ejemplo, el proyecto Google Glass aún no se considera apropiado para su lanzamiento comercial completo. Mientras que el proyecto Google Cardboard VR se transformó en la iniciativa Google Daydream que tuvo corta duración.

Más tarde, en 2020, Google adquirió North, un fabricante de gafas inteligentes que estaba en desarrollo de auriculares de estilo AR con gran similitud a las tradicionales.

Se espera que ante la adquisición de Raxium por parte de Google, permita la integración de la tecnología microLED en diseños de vidrio inteligente de North. En consecuencia, podría generar mayor aceptación en el público si los comparamos con los auriculares Google Glass.

El MicroLED en otras compañías

Empresas como Apple, Microsoft y Meta también parecen estar interesadas en el desarrollo de sus equipos para RA. Siendo el equipo de Apple el más avanzado hasta el momento. Con pantallas MicroLED, se estima un costo de $3,000 dólares en el mercado. Mientras que los dispositivos de Microsoft alcanzarán los $3,500 dólares, que utilizarán pantallas HoloLens 2. Meta, por su parte, optó por las pantallas Oculus Quest 2 (ahora llamadas Meta Quest) con un headset que partirá de los $300 dólares.

Sin embargo, el reto más grande de Google radica en encontrar una verdadera utilidad a la tecnología de realidad aumentada, un punto de equilibrio entre fácil de usar, no causar fatiga o molestias y estar disponibles a un precio que el mercado masivo esté dispuesto a pagar.

- Anuncio -
Artículo anteriorCES 2022: La tecnología se vuelve más humana
Artículo siguienteDidi Préstamos, la estrategia de negocio más reciente de Didi
Somos el medio para el talento del mañana.