Agotamiento Laboral: ¿Por qué sucede?

Agotamiento a causa del trabajo

El agotamiento a causa del trabajo puede llegar a ser un problema, sobre todo, cuando comienzas a notar diferencias en tu estilo de vida. Ya que tiendes a sentirte cansado, molesto, irritado y, en la mayor parte del tiempo, tu humor se altera rápidamente. ¿Te sientes insatisfecho y a menudo piensas que no te aprecian? Esto es para tí.

Si te identificaste con lo anterior, es posible que necesites cambiar de trabajo. O quizá, sólo tomarte un respiro, es decir, unas vacaciones.

Hoy en día existen varias maneras en las que el agotamiento se hace presente; la más común, por causas del trabajo. Por tal motivo, la Organización Mundial de Salud (OMS), creó un diagnóstico para identificar las áreas en las cuales el agotamiento tiene mayor presencia e impacto.

En el diagnóstico, colaboró la Universidad de Berkeley, California, misma que asegura mejorar tu salud mental al identificar problemas de agotamiento laboral, así buscar soluciones a los conflictos comunes originados por dicha causa.

Carga de trabajo

Normalmente, la carga de trabajo debe ajustarse a tu capacidad cognitiva para realizarla con éxito. Pero seamos honestos, eso rara vez sucede. En estas situaciones, es normal que te sientas presionado y con la obligación de cumplir plazos y metas.

Cuando nos sentimos rebasados con la carga de trabajo, lo mejor es planificar pendientes de forma prioritaria, delegues tareas y busques un poco de tiempo para ti.

La mala comunicación en el entorno laboral, muchas veces, es la causante de que los colaboradores sientan agotamiento con y en su trabajo.

Recompensas

Otra de las situaciones, que comúnmente causan agotamiento en el trabajo, es sentir que no se nos valora lo suficiente como colaboradores de equipo. Es posible o común percibir que trabajamos demasiado a cambio de poco, e inclusive que las actividades que realizamos no sean contempladas como deberían.

En estas circunstancias, debes aprender a identificar que existen varios tipos de recompensa por nuestro trabajo. Para algunas personas, la satisfacción de hacerlo es suficiente. Sin embargo, si tú eres como yo, y como, seguramente, muchos otros, estoy seguro de que preferirías una recompensa monetaria.

Si es así, sólo necesitas perder el miedo de pedir un aumento. Llegado el momento adecuado, es una buena idea expresar tus comentarios acordes a tu esfuerzo laboral de los últimos meses. No ocultes tu punto de vista u opiniones bajo ninguna circunstancia.

Diferencias de valores culturales

Aunque no lo creas, en algunas ocasiones, los valores que tenemos juegan un papel importante en la motivación laboral y personal. Sobre todo, cuando valoramos y percibimos algo que la empresa no, o viceversa.

La diferencia de perspectivas entre jefes y colaboradores puede llegar a ser tanta, que existe la posibilidad de que haya una mala comunicación entre ambas partes. Lo cual no sólo es malo para la empresa, también es agotador para los miembros del equipo.

Lamentablemente, cuando nos encontramos en esta situación, es complejo encontrar una solución, puesto que se trata de tomar decisiones arraigadas o pensadas desde una sola perspectiva de manera ascendente o descendente, según sea la situación. En este caso, si consideras pesado trabajar en este tipo de clima laboral, es mejor que busques otra oportunidad de empleo congruente a tus creencias y valores.

Hoy en día normalizamos el agotamiento dentro del entorno laboral. Pero no por eso, debemos conformarnos o perjudicar nuestra salud mental. Hay que encontrar siempre soluciones que nos permitan llevar o sobrellevar situaciones incómodas o complejas a las que nos enfrentamos a diario, aunque quizá, también sueñes con alejarte de todo y dejar la rutina de oficina. Si ese es tu objetivo, no lo pienses más. Hoy en día todo es válido.

- Anuncio -
Artículo anteriorMorado, el mercado colombiano para la industria de belleza que recaudó 5 millones
Artículo siguienteElon Musk compró Twitter, ¿Cuál es su estrategia?
Estudiante y entusiasta de las Relaciones Publicas, la Comunicación y el Periodismo. Amante del cine, la poesía y la fotografía.