El chocolate: regalo de Dioses y salvador del cerebro

Salvador del cerebro: El chocolate
Salvador del cerebro: El chocolate - tamas pap - unsplash

El chocolate es un tesoro nacional; su origen mexicano nos narra que el Dios Quetzalcóatl regaló a los hombres el árbol del cacao.

En su momento, este representó la moneda y tipo de cambio de los aztecas. El Xocolatl, mezcla de pasta, manteca de la semilla del cacao, especias y agua; era una bebida de fuerte sabor, estimulante y dedicada a los Dioses.

Durante el periodo de la conquista, el Xocolatl fue uno de los más finos regalos para Cristóbal Colón y Hernán Cortés; así fue durante este contrabando de culturas que se modificó la tradición, al agregarle azúcar y leche. 

Esta riqueza de México para el mundo, es el amante de toda la población; y es que, ¿cómo no amarlo? Con su riquísimo sabor inigualable, textura exquisita y sensaciones placenteras.

De hecho, se estima que se consumen más de 100 millones de dólares al año en todo el mundo tan sólo en el comercio de chocolate.

Pero el chocolate además de ser un antidepresivo natural, es un delicioso alimento sumamente complejo con sus más de 1,500 bioquímicos, los cuales ayudan con un impacto positivo en la salud y el funcionamiento del cerebro.

Generalmente cuando pensamos en alimentos saludables no lo relacionamos con algo riquísimo, pero el chocolate llegó para romper la regla.

Así que si quieres tener una dieta rica y balanceada que sea beneficiosa para tu salud, no olvides incluir el chocolate, sobre todo del tipo amargo; el cual es el mejor para obtener los fructíferos beneficios para el bienestar general.

¿Pero cuáles son los beneficios del chocolate para nuestro cerebro y sistema nervioso?

Comer chocolate puede hacerte feliz

El chocolate amargo estimula la producción de sustancias químicas cerebrales enfocadas a hacernos sentir bien como: 

1. Las endorfinas

Se conocen como las hormonas de la felicidad; al producirlas se unen a los receptores de opiáceos en el cerebro, lo que genera sentimientos de euforia.

Como los que sienten los corredores cuando están en el clímax de su carrera; estas a su vez reducen el dolor emocional, como los que sentimos cuando hemos pasado por una perdida, una disputa interminable, el estrés por el trabajo y la escuela, o un corazón roto.

2. Anandamida

Llamado por muchos científicos como “la molécula de la felicidad”. Este neurotransmisor es muy similar al THC (tetrahidrocannabinol), el principal componente psicoactivo de la marihuana.

3. Feniletilamina

Apodado como “la droga del amor” debido a que crea las mismas reacciones y emociones al estar enamorado.

4. La teobromina

Es un compuesto que principalmente lo encontramos en la cafeína y en el chocolate; el beneficio de este químico natural es que convierte a esta delicia en un afrodisiaco suave.

5. Dopamina

Famoso por ser un neurotransmisor de la felicidad; generalmente la dopamina causa adición en el cerebro, por lo cual, no te emociones y come chocolate con medida.

6. Más ventajas

Tiene fuentes dietéticas de triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina; el famoso neurotransmisor de la felicidad y el positivismo cerebral.

Este es producido cuando damos un abrazo a las personas que amamos, ya sea amigos, familia, pareja o mascotas, incluso si practicamos nuestras actividades favoritas o hacemos deporte.

 Mejora el flujo sanguíneo al cerebro

Los compuestos del chocolate aumentan la memoria, capacidad de atención; los reflejos del cuerpo y habilidades para la resolución de problemas, todo esto, gracias a que aumentan el flujo sanguíneo al cerebro tanto en jóvenes como adultos mayores, quienes con el chocolate pueden evitar el deterioro mental e incluso prevenir la demencia.

¿Cómo es esto posible? Un estudio de la Escuela de Medicina de Harvard encontró que beber dos tazas de chocolate caliente aumentaba el flujo sanguíneo al cerebro durante 2-3 horas.

Este aumento mejoró los puntajes en una prueba de velocidad, donde los sujetos tenían que poner a prueba su capacidad de recordar y la memoria. Los resultados fueron positivos y se vio un aumento del 30% en estas capacidades cerebrales.

Por otro lado, los poderosos antioxidantes y flavonoides que se encuentran en el chocolate negro; reducen el riesgo de demencia con la edad. En un estudio realizado con adultos mayores, cuanto más chocolate comían las personas, menos probabilidades tenían de desarrollar demencia. Incluso los flavonoides del chocolate mejoraron la capacidad cognitiva en personas mayores diagnosticadas con deterioro cognitivo leve.

También notaron que el chocolate negro disminuye la resistencia a la insulina. Este es un gran descubrimiento, porque muchos expertos creen que el Alzheimer es una enfermedad de resistencia a la insulina, es decir es una diabetes para el cerebro.

¿En qué se relaciona la insulina y el Alzheimer? Cuando las células del cerebro se vuelven resistentes a la insulina, no obtienen la glucosa que necesitan y posteriormente mueren ocasionando la pérdida de memoria y razonamiento básico.

Para evitarlo, los expertos recomiendan el consumo de alimentos ricos en flavonoides como el cacao, que puede limitar, prevenir o revertir el deterioro cerebral relacionado con la edad.

Es rico en antioxidantes los cuales neutralizan el daño de los radicales libres

Antes que nada, ¿Qué son los radicales libres? Los radicales libres son moléculas de oxígeno, estas no están adheridas a la partícula, por lo cual atacan las células de la misma manera que el oxígeno ataca al metal, provocando su oxidación. Si alguna vez has visto una manzana o un aguacate ponerse marrón, entonces ya conoces los radicales libres en acción.

¿Cómo estos afectan al cerebro? El querido cerebro usa demasiado oxígeno, aproximadamente el 20% de toda “la ingesta” total del cuerpo, como consecuencia esto hace que los radicales libres se den un festín y vayan en acción a oxidarlo.

Las arrugas, las manchas de la edad y el daño solar en la piel, son signos visibles del daño de los radicales libres; pero en nuestro interior está sucediendo exactamente lo mismo. Es por eso que los antioxidantes son meramente importantes para la protección de las células neuronales, ya que, así se neutraliza el daño y previene el envejecimiento prematuro de las células físicas y cerebrales.

Para salvarnos de estas moléculas villanas, el cacao en polvo es el súper héroe por excelencia, debido a que contiene más antioxidantes que otras “super foods” como los polvos de acai, granada o arándanos.  Asimismo, se hizo un estudio donde se puso a prueba, el café vs el té vs cocoa en polvo.

La bebida ganadora fue la cocoa en polvo, mostrando mayor cantidad de antioxidantes que el té verde, aunque un poco menos que el café.

El “chokito” mejora la concentración, el aprendizaje, la memoria y concentración

Si estás sufriendo por las clases o te cuesta trabajo concentrarte en reuniones online de la escuela o trabajo, el chocolatito puede ayudarte.

El caco es rico en flavonoides, los cuales son poderosos antioxidantes, con características antiinflamatorias que asisten al sistema inmunológico.

Históricamente se han utilizado en la medicina tradicional china para la protección de la piel, mejorar la función cerebral, regular la presión arterial y el azúcar en la sangre.

Los flavonoides del cacao son tan poderosos que penetran y se acumulan en las regiones del cerebro involucradas en el aprendizaje y la memoria, especialmente en el hipocampo.

Es por ello que las personas mayores que consumen alimentos ricos en flavonoides como el chocolate, obtienen mayores resultados en pruebas de razonamiento cognitivo y menor desgaste en su sistema nervioso.

El chocolate también contiene cafeína, que, como sabemos es un estimulante cerebral que ayuda a mantenernos alerta, mejorar el estado de ánimo y la concentración; pero no te preocupes, el chocolate no tiene una dosis elevada de esta sustancia para mantenerte despierto toda la noche o causarte taquicardia, aunque, si tiene lo suficiente para ser acreedor de sus beneficios.

Es rico en Magnesio, mineral que ayuda a bajar los niveles de estrés

El magnesio es un mineral natural reconocido como “el Valium de la naturaleza”, debido a que es excelente para reducir la ansiedad, estrés y tristeza; debido a que reduce los niveles de cortisol (hormona del estrés), y en contra parte aumenta la capacidad de concentración y mejora el estado de ánimo.

Varios investigadores dicen que las personas que anhelan el chocolate es debido a que tienen una deficiencia de magnesio, o sus niveles de este mineral han disminuido en vista de un suceso que ha causado una gran cantidad de cortisol, como padecimientos emocionales, estrés crónico causado por el trabajo, la escuela, preocupaciones diarias, o ser víctima de un shock como al sufrir la perdida de alguien cercano, o terminar con una relación amorosa.

Favorece las buenas bacterias intestinales

Aunque este beneficio no es de los más populares, es bien sabido que el chocolate aumenta las bacterias benéficas en el intestino. Además de ser buenas noticias para nuestro estómago, ¡también lo son para el cerebro!

Los lactobacilos y las bifidobacterias son dos de las cepas más frecuentes de bacterias “buenas” en el intestino y se encuentran en la mayoría de los suplementos pro bióticos como los famosos Yakult.

Estas bacterias también pueden ser producidas comiendo rico chocolate, los cuales actúan a favor de nuestro cerebro; en virtud de protegernos contra el daño de los mencionados radicales libres, y aumentando los factores de supervivencia neuronal.

Comer chocolate te hará un cerebrito

Como mencionábamos comer chocolate mejora la capacidad de aprender, concentrarse y recordar, pero un estudio ha demostrado que cuanto más chocolate consume un país ¡más premios Nobel tiene!

Aunque suena como un chiste, este estudio fue publicado por el New England Journal of Medicine, una prestigiosa organización médica.

¿Cómo se relaciona? El consumir chocolate de calidad hace que funcione como un neuroprotector, haciendo que se mejore la neuroplasticidad del cerebro; un rasgo que está relacionado con una mayor inteligencia.

¡No en exceso!

Aunque el chocolate es uno de los placeres más grandes del mundo, recuerda no consumirlo en exceso y mantener una dieta equilibrada.

Igualmente, si quieres ver estos beneficios en su máxima potencia, la mejor opción es consumir chocolate amargo o con un gran porcentaje de cacao, es decir comer el chocolate en su forma más pura como nuestros antepasados aztecas.

Lo ideal es que tus barras de chocolate tengan al menos un 70% de cacao, en comparación con azúcar o leche, tómalo en cuenta; y ahora el siguiente paso, ¡a chocolatear se ha dicho!

Artículo anteriorPython, ¿Lo mejor en programación? ¡Descúbrelo!
Artículo siguienteAutos de la Fórmula 1 ahora usan la impresión 3D
Licenciada en Administración de Negocios de la Comunicación y Entretenimiento, publirrelacionista, fotógrafa amateur, seriéfila de corazón, fanática de la cultura mexicana, los dinosaurios y petlover.